18/11/2014

#HayVidaMásAlláDeLos6 El Sexo

Buenas a todos!

Esta semana toca hablar de un tema "caliente" y no me seáis mal pensados, no voy con segundas debido al título, no,no; la realidad es que hablar de sexo con nuestros hijos es una patata caliente que todos los padres tarde o temprano tenemos que afrontar. 

En casa, o mejor dicho, yo, porque la verdad sea dicha, elpadredelasfieras siempre se libra de estas charlitas; he intentado afrontar el tema del sexo con Minimonster de la forma más natural y real. El primer acercamiento fue sobre los 4 años, y debido a mi embarazo de Babymonster. 

Minimonster no es una niña muy preguntona, pregunta, le das una respuesta y pasa a otro tema (menos mal!). Pero cuando vio que dentro de mí crecía su hermana pequeña las típicas preguntas de ¿y cómo ha llegado la hermana ahí? ¿por dónde va a salir? y toda la batería de preguntas obligadas al respecto, me cayeron una a una y tuve que aguantar el chaparrón.

Aquí un ejemplo de nuestras madres, porque dudo que las de ahora,
echen mano de estos topicazos ¡o eso espero!

Como tenía 4 años, le fui sincera pero, como es lógico, obviando muuuuuchos datos. Le expliqué que ahí el padredelasfieras tenía mucha culpa de que su hermana estuviese dentro de mí. Le expliqué que la hermana nacería (o eso creía yo) por mi vagina, y es más, me senté con ella a ver "En el Vientre Materno" para que viese todo el proceso del parto y me preguntase todo aquello que quisiera. Hablamos del parto vaginal y de la cesárea, ella se quedó conforme, y yo la taché de mi lista de "charletas delicadas". Es más, toda esa charla me vino de perlas, cuando Babymonster nació por cesárea y a mí me dejó en modo alcayata debido a las grapas, ella decía: mamá tiene una herida en la barriga, y tiene grapas, por eso está cansada y no se puede mover. 

Mi hija, con 4 años ya sabía lo que era la menstruación, pues me veía cambiarme la compresa en el baño (la dichosa manía de todos los niños de estar en el baño con las madres aún cuando éstas están en sus tareas mensuales), o le explicaba que no me podía bañar con ella porque tenía a nuestra amiga y eso muy higiénico como que no es.


13/11/2014

Acción de Gracias: Menú Nº 2

Buenas a todos!

Esta semana en mi entrega de Acción de Gracias, os traigo un segundo menú tipo para tal día. Ya tenéis un primer menú que os enseñé el mes pasado, os he mostrado algunas decoraciones low cost para poner tu casa a punto, incluso os he compartido mis juegos favoritos con los que pasar la tarde de Acción de Gracias acompañado de un café bien calentito.

Hoy, como os digo al principio, os traigo un segundo menú de Thanksgiving, ¡espero que os guste!


Puré de Patatas

5 patatas grandes
1 paquete de bacon en taquitos
220 gr queso de untar
1/2 cucharada de mantequilla
1 cucharada de crema agria
2 cucharadas y media de queso cheddar rallado
2 cucharaditas de sal
1/2 cucharadita de pimienta

Precalentar el horno 180º.
Pelar las patatas y cortar en trozos pequeños. Cocer las patatas en una olla con suficiente agua y un poco de sal, hasta que estén tiernas. Cuando estén listas, colar el agua y volcar las patatas en un bol grandecito. 
Con un tenedor o unas varillas de hacer puré de patatas, empezar a machacar las patatas, le incorporaremos el queso crema, la mantequilla y la crema agria, mezclándolo todo muy bien, tiene que quedar suave. 
Incorporar el queso cheddar (1 cucharada y media), la mitad del bacon, la sal y la pimienta, mezclaremos de nuevo, ligando todos los ingredientes. 
Pasar el puré de patatas a una fuente previamente pintada con mantequilla, cubrir con el resto de queso cheddar y de bacon. 
Hornear 30 minutos y hasta que veamos que están las patatas doradas. 
Sacar del horno y servir, 

Lo bueno de este plato, es que podéis medio prepararlo el día anterior, dejando solo el momento del horno para el día clave (que normalmente ese día el horno suele estar muy solicitado)



Aquí, en vez de traeros una receta de pavo, como soy así de buena, os traigo 20! Mientras me documentaba con cosas de acción de gracias para hacer este año en mi casa, terminé en esta web...


11/11/2014

Mi niña come mal ¿Te suena?

Buenos días!

Me escapo por aquí un rato para contaros una cosilla que seguro que más de una madre o padre sufridor tiembla a diario: ante un niño mal comedor. Creo que pocas cosas se pueden comparar con un niño que come mal, como por ejemplo, un niño que duerme mal, o que se porta muy muy mal. Porque esos 3 casos son el trío de ases más jodidos que unos padres pueden hacer frente.

En mi caso tengo a MiniMonster, ella empezó siendo una niña que se lo comía absolutamente todo, era fantástico, pero cuando empezó en el colegio, imagino que sería por oír a los compañeros, empezó a rechazar muchos alimentos, los primeros grupos en caer, como es obvio, fueron las verduras y hortalizas. 

No había forma que esa niña se comiera ni unos simples macarrones a la boloñesa porque encontraba la cebolla, lo que me obligaba muchas veces a triturar el sofrito de la boloñesa, y si os digo boloñesa os cuento cualquier cosa que pudiese pasar por la batidora también la pasaba por no oirle. Pasó de cenar conmigo platos de pepino con aceite y sal, a no querer ni mirarlo, no entendía nada, si le encantaban!!

Desde hace dos años va al comedor del colegio, básicamente porque estoy harta, cada comida era un sufrimiento para mí, porque era la niña llegar, preguntar "¿qué hay para comer hoy?" y que automáticamente dijese que no le gustaba. Lo que nos llevaba a pasar una hora larga de almuerzo agotadora. Desde que va al comedor, come lo que le ponen, si le ponen un plato que no le gusta, la monitora le exige como mucho unas pocas de cucharadas, cosa que agradezco porque así al menos prueba. 

¿Qué sucede en el tema comedor? pues que existe el fenómeno que yo denomino "compañero contaminante", los niños son copiadores e imitadores innatos, y basta que un amigo diga: que asco, no me gusta, yo no como tal cosa... para que el resto les siga cual borregos. Y la mía no iba a ser diferente. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...