30/10/2014

Acción de Gracias: Decoración de la Mesa

Buenas a todos!

Esta semana quiero traeros un post de decoración low cost para poner nuestro hogar coqueto para Acción de Gracias, o incluso, para el otoño, porque os traigo ideas que bien podríais utilizar en darle un cambio a la decoración de ese aparador de la entrada, o a la mesa del salón. 

Hemos visto que podemos hacer un menú rico, sabroso y contundente para dejar a nuestros invitados con la boca abierta, pero la decoración no lo es menos si queremos envolver a todos los asistentes en ese ambiente festivo. 

Con pocos euros y un poco de ganas podéis insuflar aire nuevo en vuestro hogar. Ya me diréis que os parece... 


Imagen del blog Oh So Lovely. Pinchad en la imagen y os lleva directo a él.


Imagen del blog Fall Home Tour (pinchad en la imagen y os lleva)

Esto lo venden por Etsy, pero no creo que sea difícil de hacer

Imagen del blog Keep it Simple. Os recomiendo 100% entrar porque da muchas ideas
low cost y DIY para decorar la casa. 
Imagen del Blog Marty's Musings otro que os recomiendo visitar por todas
sus ideas baratitas de decoración 

Bueno, he aquí unas pequeñas ideas de cómo decorar la mesa y la casa para Acción de gracias gastando poco o nada. Como veis no es necesario montar toda la parafernalia, como os dije en el primer post, la cosa no es ser más papista que el Papa, pero simplemente con unas velas con un poco de tela de saco, o un par de calabazas, puede quedarte una mesa preciosa! 


27/10/2014

Ser Ama de Casa, es Tabú

Buenas a todos!

El post de hoy, se desvía un poco de mi estilo habitual de escritura, que suele ser más de coña e histriónico; hoy me enfundo mi personalidad seria porque quiero hablaros de un asunto también, serio. 

Desde hace unos años hacia hoy día, las mujeres, mejor dicho, las madres, hemos vivido una serie de cambios, de observación por parte del resto de la humanidad, y sobre todo de la mayoría de las mujeres. Pasamos una época en que lo normal era ver a la madre en casa, encargada del cuidado y la guarda de sus pequeños, mientras el padre era el que salía a "por el pan". Después vivimos la etapa de la super mujer, esa que es capaz de trabajar, ejercer de madre, llevar para delante una casa, y encima tener tiempo para sus ocios. 

Durante años, yo encajaba perfectamente en ese segundo grupo, me levantaba a las 6:30 de la mañana, a las 7:30 ya estaba en mi puesto de trabajo, hasta las 14:00, que llegaba a casa con MiniMonster de la mano, veía en esa hora al padredelasfieras (y ya hasta al día siguiente), comíamos los 3 juntos, y a las 15:30, volvía a mi puesto de trabajo hasta las 18:15h, que era cuando volvía a casa. 

Me sentía que estaba cumpliendo con lo que se pedía de mí, con lo que la sociedad me exigía: llevar una casa, un trabajo con un puesto de responsabilidad y cerca de 10 personas a mi cargo, cuidados y atenciones a mi hija y feliz con mi pareja. 

En el momento que irrumpe Babymonster en mi vida, ella con solo 24 horas de vida, fue capaz de dar un puñetazo sobre la mesa haciéndome reaccionar. Por cosas de la vida, me retiro de la vida laboral, dedicándome al 100% a mis hijas, pues el sentimiento de culpabilidad que yo arrastraba por no haber estado más con MiniMonster me desgarraba. Comenzamos una etapa en casa de caprichos y gastos superfluos cero, adaptamos nuestra vida a la nueva situación. 

Han pasado dos años desde que llegó mi pequeño terremoto a casa, y como algunas sabréis, intenté comenzar mi andadura laboral fuera de casa de nuevo hace cosa de un mes. Pero, de nuevo por circunstancias de la vida, he decidido posponerlo y os explico el porqué:

Recientemente hemos sabido elpadredelasfieras y yo que en su trabajo va a existir una reorganización, es un restaurante familiar. La situación es que él pasará a ser el jefe por jubilación de su padre; claro, esto conlleva a menos horas suyas en casa, que si ya de por si está poco, imaginaros ahora el percal. Eso significa que mis hijas ya solo verán a su padre la media hora por la mañana de cuando él las lleva al cole/guarde, pues el restaurante le absorberá de manera total (es la gracia de los horarios de la hostelería). 

¿En qué posición me deja a mí? pues que si hace un mes, iba buscando un trabajo de jornada completa, ya veo que no puedo, por la sencilla razón de ¿y mis hijas? Me niego a ser una super mujer, que llega a su casa a las 8 de la noche destrozada de trabajar, cansada y con solo ganas de acostarse porque está molida; me niego a tener que dejar a mis hijas con niñeras, ludotecas y demás lugares "aparca niños"; me niego a que un día una de mis niñas caiga enferma y tenga que estar en mi puesto de trabajo pegada a un teléfono porque me siento mal por no estar con ella. 

En mi infancia he sido una niña que ha tenido niñera hasta los 10 años, mis padres tenían que trabajar, la hipoteca no se pagaba de aire. Recuerdo mis años en los que iba al cole, salía a las 2, me iba andando sola al colegio de al lado, donde la familia del conserje me cuidaba hasta las 8 de la noche que aparecía mi madre para recogernos a mi hermano y a mí. Al llegar a mi casa, solo daba tiempo a asearnos, preguntarnos de forma rápida la lección del examen, cenar y para la cama. Mi hermano y yo veíamos a mi madre una hora escasa en el día, a mí padre menos aún por sus horarios rotativos! 

Según han pasado los años, he madurado y mirado con perspectiva a esa pequeña Aidixy, he comprendido el porqué de mi comportamiento introvertido en esos momentos, el porqué a día de hoy soy una persona que si tiene un problema no se lo cuenta a nadie, el porqué durante tanto tiempo he sido una persona tan seria. Básicamente era porque yo, quería estar con mi madre, y no con una niñera; básicamente era porque mi madre no tenía tiempo la pobre de preguntarme si me sucedía algo porque iba corriendo a todas partes para que no nos faltase nada a mi hermano y a mí; realmente era porque estaba enfadada con la situación. No aprendí a manifestar mis sentimientos pues no me enseñaron las herramientas adecuadas para ello. 

Quiero hacer aquí un inciso para dejar una cosa muy clara, no estoy diciendo con esto, ni mucho menos, que aquellas madres que trabajáis y os veis en la obligación de tener que dejar a vuestros pequeños con niñeras os sintáis atacadas, yo estoy contando mi experiencia, mi hermano vivió la misma experiencia que yo, pero por su carácter era el niño más feliz del mundo, siempre ha sido el extrovertido y el que siempre tenía una sonrisa en la boca. Todo depende del niño, y a mí, la verdad, es que me afectó. Pero no puedo evitar verme reflejada en MiniMonster, ella tiene un carácter como el mío de pequeña, y no me da la gana que pase por lo mismo que yo. 

Por eso, al saber que ahora el padredelasfieras no va a parar en casa por su trabajo, me niego el volver a trabajar ( a no ser que fuese media jornada y por la mañana! cosa que hoy en día es imposible encontrar, aún así, sigo mirando ofertas por si tocase la flauta), me niego el tener que dejar a mis hijas con mis padres porque ellos también trabajan y tienen sus obligaciones, me niego el tener que sentirme mal porque me voy a trabajar y dejo a alguna de mis hijas enferma. No quiero llegar a casa cansada y solo con ganas de acostar a las niñas para yo poder relajarme, solo para tener al final de mes más dinero para gastar en caprichos, me he acostumbrado tanto a llevar una vida sin tonterías, que ya veo que ni me hacen falta. Porque cuando yo llegue de trabajar después de mi jornada, voy a estar sola para atender a mis hijas, corregir los ejercicios, bañarlas, darles la cena y acostarlas.

Tengo la suerte de poder escoger, así que las escojo a ellas. ¿El resto? Ya vendrá. 

Pero todo esto lo cuento, porque últimamente me está indignando bastante cierta corriente que existe entre algunas mujeres, que se dedican a criticar a mujeres como yo, que decidimos en su día, aparcar nuestra carrera profesional para estar con nuestros hijos. A mí no me gusta ser ama de casa, no me gusta estar haciendo tareas de "marujona", porque tengo estudios superiores, por duplicado y sé que soy una buena profesional de mi campo; pero estoy en mi casa cuando mis hijas llegan del cole para darles un abrazo tan gordo que me dicen que las asfixio, porque las cuido yo que para eso soy madre, porque estoy en casa para hacerles un bizcocho si me lo piden porque les encanta comer las cosas de su madre, y disfruto de ellas aun cuando me estoy cagando en la madre que me parió porque me tienen estresaita un día. Mi intención es cuando mis hijas sean más mayores, reincorporarme al mundo laboral, cuando mi ausencia de casa no sea tan notoria y tengan tanta falta de mí. Sé y soy consciente que los puestos de trabajo no te están esperando toda la vida, lo sé, pero es un riesgo que no me importa correr. 

Yo respeto todo lo que las demás deciden, y no lo critico, pues sus motivos tendrán para hacer lo que están haciendo, como yo los míos. ¿Por qué esas personas si se atreven a criticar al resto porque no llevan una vida dedicada a su trabajo con abnegación para no perder ese porcentaje de mujer todoterreno? Porque si entramos en valoraciones, a esas mujeres también se les podría sacar cera, pero no es mi estilo. 

La última situación me sucedió en un supermercado, me encontré con una conocida que me preguntó si seguía trabajando y cuando le dije que no, que había decidido estar en casa con mis niñas, me soltó: bueno, seguro que pronto encuentras algo. ¿Pero, porqué esa persona se piensa que quiero encontrar trabajo? ¿acaso es que si no trabajas es como si no cumplieras con la sociedad? ¿por qué deja caer que hay que estar trabajando y que no se ha decidido por motu propio retirarte de la vida laboral? 

23/10/2014

Thanksgiving (Acción de Gracias): Menú Nº 1

Buenos Días a todos!

Tal y como os comenté en mi primera entrada de Thanksgiving (Acción de Gracias) en esta primera entrega, quiero traeros un primer menú para hacer en dicho día. El menú que os traigo hoy, es el mismo que hice en mi primer Thanksgiving en casa, he de comentaros que fotos no tengo, o mejor dicho, si tengo fotos pero como no son muy decentes prefiero no ponerlas jajaja. 

Cuando comencé mi idea de celebrar Acción de Gracias en casa, me hice mi propio recetario con recetas exclusivas para ese día, ahí he ido anotando las recetas que he encontrado por redes, programas de cocina, amigos americanos... 




Y son las que paso hoy a contaros (no todas, que sino no acabaría nunca y el resto de los post ¿cómo los escribo eh? :P)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...