Catalogación Parqueril (VOL II)

Buenas!

Aquí andamos de vuelta, no hay nada mejor que montarle una piscina hinchable en la terraza a las niñas, para que le dejen a una escribir en paz con la cervecita al lado ¡un gustazo oye!

Si la semana pasada hablábamos ya de unos cuantos especímenes en nuestra Catalogación Parqueril, hoy continuamos desgranando ese micro mundo que se esconde en los dichosos parques infantiles. 

Vamos a ello!

- Los Marca Territorio, parecen perrillos defendiendo sus zonas de juego, les falta mear alrededor, no hay niño que pueda franquear su área, pues raudo y veloz suelta su frase que suele enfatizar engurriñiendo los ojos: - Es mío! 

Normalmente suelen salirse con la suya, mientras que el otro sale pitando para otro lado huyendo de un posible enfrentamiento. 

Las madres de estos niños están en la parra, tal cual, porque no es normal que tú oigas a tu pequeño decir eso, y no le sueltes una buena reprimenda. Cuajás. 

Be careful mai friend, porque a veces se topan dos marca territorios, y puede crearse una batalla
peor que la de Tierra Media

Aquí te tocará ser conciliadora, y decirle al enano en cuestión: - nene hay que compartir, ¿dónde está la huevona de tu madre? ¿es que acaso no te lo ha enseñado ella y tu padre? 


- Los Friendly, esta categoría me encanta. Se hacen amigos de todo ser viviente que le rodee, ya puede ser otro semejante, una planta, o una hormiga. Son felices pululando por el parque, sonriendo a todo el que le mire y diciendo hola. Transmiten tan buen rollo, y son tan educados, que a veces le echas la bronca a los tuyos por no ser igual.

Sus madres, desde lejos suelen vigilarlos, llamándolos a veces por si se alejan un poco; pero lo hacen simplemente para dejar bien claro que "esa criaturita tan bien educada y que no da ningún problema, no como los vuestros, es suya".

Si vais con vuestra mascota, estáis acabados, esta intentará huir al tercer abrazo que le deje sin aliento.


- La hermana perdida. Otra que entra en mis categorías favoritas. Son hermanas mayores que aparecen de debajo de la tierra como los champiñones. Normalmente tu hija/o mayor está hasta los cojones de tener que estar cuidando a su hermano pequeño, pero cuando aparecen estos hermanos postizos, ven el cielo abierto, colgándole el mochuelo a ese niño/a ávido de dar amor y protección a un ser de menor tamaño. Tú te quedas tranquila, porque ya tienes otro par de ojo que no cesan de vigilar a tu polluelo, y puedes dedicarte un poco a tus redes sociales y a guasapear. 

A las madres de estos especímenes deberíamos de invitarles a unas cañas luego por la labor tan encomiable de su hija.

Son adorables... me pido 2 para los Reyes


- Los Mamitis Aguditis. Son una especie que no se tiran un peo sin avisar antes a su madre. Llegan a ser extremadamente cansinos, porque no paras de escuchar: mamá, mamá, mamá mírame, mamá mira como me tiro, mamá mira un pájaro, mamá mira un moco.... Y así hasta el infinito. 

Las madres de estos niños tienen el cielo ganao, angelitos, yo ya le hubiese respondido el niño que se callara la boca y me dejase tranquila un rato. Aunque yo, si fuese ella y solo como consejo,eh?, intentaría trabajarles un poco esa necesidad de atención al 100% de su madre sino quieren acabar así...

Que penilla me da la mujer que de con estos especímenes en un futuro


Hasta aquí el segundo volumen sobre Catalogación Parqueril, os aviso que solo me queda uno más, y chin pon! Espero que os haya gustado, y en el caso que no hayáis sido de reconocer a vuestro enanos en las categorías ya descritas, al menos, os hayáis echado unas risas.

¡Hasta la Próxima!

Emergencia Pediátrica: Ingestión de Jabón

Esto de que cuando se es padre se vive en un continuo infarto tras infarto, es una verdad verdadera. 

Minimonster nunca ha sido de darnos grandes sustos, aunque alguno que otro nos ha hecho salir volando a urgencias (aún recuerdo la brutal reacción alérgica que sufrió y me pilló sin poder conducir, de noche y sola con ella). Pero pocos más sustos nos ha dado. 

Con Babymonster tuvimos claro desde que era pequeña, que iba a ser harina de otro costal, es una niña que no tiene miedo, a nivel de psicomotricidad gruesa anda muy suelta, lo que le da mucha confianza; confianza que a mí me acojona, porque un día le va a pasar algo. 

Y pasó.



Os pongo en la situación:

Es por la tarde, en mi salón juegan mi hermana pequeña con Minimonster, mientras Babymonster está conmigo en la terraza. Yo andaba contando el dinero de la hucha de Minimonster porque íbamos a ir a comprarle una funda para su cama, Babymonster andaba jugueteando por ahí con su moto. 

Al momento, la oigo toser, miro y veo que había vertido el líquido de su pompero en una de mis copas de la terraza y que le había pegado un sorbo. Comenzó a toser y a rascarse el paladar con cara de: ¿pero que agua es esta?

Mi hermana asustada me decía que nos fuésemos a urgencias que tenían que lavarle el estómago, y no paraba de repetirme que llamase a mi madre; yo me metí en internet y busqué el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología (a veces me sorprendo de la capacidad de tranquilidad que saco en estas situaciones, creo que mis años de socorrista en la playa me han hecho ser una persona calmada en las urgencias)

Os informo que es un servicio de atención las 24 horas, los 365 días del año, donde seréis atendidos por médicos. 

Me atendió una doctora muy amable, que me preguntó la edad de la niña, mi localidad y lo que había sucedido. Se lo explique y aquí vino el tratamiento para que todos los sepáis por si os veis en mi lugar. 

Para tratar la ingestión de jabón en niños, hay que darle una cucharada de aceite y medio vaso de leche. Es muy importante, que el niño no vomite, pues al vomitar, se provocará espuma y está podría pasarse a las vías respiratorias. En caso que vomite, SÍ DEBÉIS IR A URGENCIAS. 


Os paso el teléfono del Instituto Nacional de Toxicológia, que por mi parte ya ha sido guardado en mis contactos, por si las moscas. 


Que sepáis que este tipo de acción se debe de llevar a cabo si el niño ingiere el jabón de los pomperos, el jabón del baño y de este estilo. Así que ya sabéis, ojito a vuestros enanos, que yo solo le he quitado la mirada 2 segundos y mirad la que me ha liado la pollito. 

Espero que mi experiencia os ayude en un futuro
si os encontráis en la misma situación.

¡Nos leemos!

Catalogación Parqueril

Andaba yo en un parque, sentada en la sillita de paseo de BM, ahí con mis dos fieras sueltas corriendo de un lado a otro; cuando empecé a fijarme con más detenimiento en la fauna que suelen poblar dichos parques. Es cuando comencé a hacer un estudio de campo, es cuando comencé a estudiar a estos seres de manera individual, viendo cómo actuaban, cómo se desenvolvían en este ecosistema tan variopinto. 



Veía a los que les daba por reírse, otros preferían andar cual enanitos persiguiendo a insectos inocentes, había algunos que no paraban de correr... todos ellos vigilados desde la lejanía por sus madres, que solían lanzarles una mirada de cuando en cuando, para dejarles patentes que estaban "siendo controlados".  

Estos seres, tienen diferentes tamaños, he podido ver que van desde los 80 cm hasta el 1,20mt (o más!), y su aspecto suele ser parecido, por muy o poco arreglados que vayan, los ejemplares femeninos suelen ir despeinados o con la coleta caída, y los ejemplares masculinos se les reconocen por los gritos de guerra que suelen vociferar y por llevar manchas de tierra en varias partes de su cuerpo. 

Abrí mi libreta, y comencé a tomar algunas notas, pasadas unas 3 horas, había sido capaz de catalogar a 10 especies diferentes, que tanto en este como en siguientes post, os las iré explicando:

- Los Hooligans, son los más fácilmente detectables, suelen ser del sexo masculino (aunque me he sorprendido al ver que también algunos seres de sexo femenino), los reconoceréis porque siempre andan molestando a otros seres, normalmente de menor tamaño. Aunque no es extraño presenciar una pelea entre dos seres del mismo tamaño, ya que son bastante territoriales con las zonas de juego. 

Sus madres son reconocibles por estar sentadas prácticamente a las afueras del parque, comiendo pipas, charlando animadamente con otras madres, y de vez en cuando suelen llamar a su cría, sin ver realmente qué está haciendo este. Siempre tienen la excusa de: son crías. 

Cuidado con las luchas territoriales, pueden terminar en lanzamiento de piedras, palos... Mejor huir. 

Ojo cuidao con ellos, seguro que en algún momento os tocará pedirle "amablemente" que deje de molestar a vuestras crías y se vayan a pegarle patadas a las latas. 

- Los antisociales, este especimen es más raro, pero haberlos haylos. Aquí encuadro perfectamente a BM. Son seres que van por libre, que van a los artilugios infantiles cuando están solitarios, pero que en cuanto otro ser intenta mantener algún tipo de contacto con ellos, huyen a lugar seguro donde está su madre. Son seres tranquilos, y pocas veces crearán algún problema. 

Sus madres serán reconocibles porque pululan cerca de ellos, por si este huye despavorido porque ha intentado otro ser sociabilizar con él. 

Ejemplo claro de como se siente este especimen cuando otro intenta hablar con él

- Los Llorones, aquí me encaja al 100% MM. Este tipo es feliz, juega tranquilo, habla con otros seres, pero a la mínima de cambio acuden a sus madres llorando, ya bien sea porque se han tropezado, porque otro ser le ha hecho burla, o porque una hoja al caer le ha rozado. 

Las madres, entre las que me incluyo, responden de diferentes maneras según sea su nivel de cansancio: respondiendo a su llamada de manera cariñosa, a veces, o amenazándoles que como vuelva otra vez llorando se marchan de allí porque está hasta el gorro de limpiar churretones de su cara. 

Aquí un especimen de esta especie, que ha crecido pero sigue igual.

- ¿Dónde está Wally?, es la cría que más dolores de cabeza da a sus progenitores, tiene el don de desaparecer el tiempo que les ha dado de mirar a otro lado. Cualquier sitio es bueno para esconderse. Es muy típico ver a sus padres en patrulla por el parque buscándolo a voces, mientras este, sigue divirtiéndose ignorando que está sucediendo. 

Sus padres tienen un corazón a prueba de infartos, pues ya se encarga su cría de entrenárselo. Adoran las aventuras y es posible encontrar crías de esta especie en pueblos cercanos, y todo porque estaba persiguiendo a una hormiga. Adorables. 

Cuenta la leyenda, que a esta cría la encontraron por Cuenca, vive en Cádiz

Y hasta aquí el primer volumen de mi Catalogación Parqueril, espero que os haya gustado, y tengáis ganas de leer el segundo volumen (el cual, debido al verano y a las vacaciones que tienen nuestros seres, a saber cuando podré escribirlo).


¿Y vuestras crías? ¿Pertenecen a algún grupo de 
los aquí mencionados? 

¡Hasta la próxima!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...