20 jul. 2015

Cerrado por Vacaciones



Sé que este post no tiene mucho sentido, cuando llevo desde el 19 de junio sin actualizar, es decir, un mes. Pero tampoco me gusta dejar así el blog, porque sino quien entre de nuevas dirá: ¿pero y esta tia? ¿ha abandonado el blog? ¿se la ha tragado la tierra? 

Creo que siempre se debe de dejar constancia de cual es la realidad del motivo por el cual no se publica. En mi caso es "sencilla" la ecuación:


Vamos, que del poco tiempo libre que dispongo, básicamente me lo tiro en el sofá o durmiendo. Aún así, estoy "trabajando", porque estoy anotando todas las ideas para post que se me van ocurriendo, para cuando comience el curso, tener un buen arsenal de post preparados. 

Además, que si conseguí un horario laboral para enmarcarlo por lo apañao que es, y el motivo fue por estar más con mis hijas, no veo justo que ese tiempo de más que he conseguido, lo dedique a otra cosa. 

Así que amigas mías, espero que no os importe tener que esperar hasta septiembre para que nos volvamos a leer por aquí, sino queréis esperar y decidís abandonarme, lo entenderé y es un riesgo que he de tomar, pero, ellas se lo merecen. 

Una última cosa antes de despedirme, recordaros que podéis seguir charlando conmigo por las redes sociales (Twitter, Facebook e Instagram), que aunque no estoy tan activa como de costumbre, me dejo caer por ahí. 

¡Que paséis un feliz verano Amigas!  

19 jun. 2015

#HayVidaDespuésDeLos6 Conciliación Familiar en verano

Buenas a todos, 

(Sé que un post sobre niños debería de publicarse el martes, pero es que como ahora mismo mi organización blogueril da lástima, así que cuando pillo el ordenador lanzo el post, así sin más).

Seguro que me perdonáis porque más de una y de uno lo sufriréis en vuestras propias carnes lo que es intentar conciliar la vida laboral con la familiar. Al principio no se llega a nada, y con el paso de las semanas, poco a poco (muyyyyyy poco a poco) todo va volviendo a su cauce más o menos (yo diría más menos para ser realistas). 



Creemos que lo tenemos todo por fin atado y más que atado, estamos relajados porque pensamos que por fin va todo sobre ruedas, que está todo encajado, nuestro organizador en la nevera es nuestro amigo, y la paz impera en casa... ilusos... idiotas... 

¡The Summer is coming! 

Este es el primer verano ¡qué no sé que hacer con las enanas! Desde que soy madre, ningún verano he trabajado, era lo positivo de trabajar en un colegio. A mí me daban la opción de trabajar en las escuelas de verano, pero yo prefería "irme al paro" para poder estar con mi hija. Cuando nació BabyMonster, ese problema ni se me planteó, pues directamente ni trabajaba. 

Pero ¿y ahora?

Elpadredelasfieras y yo nos hemos encontrado ante una situación totalmente nueva, y andamos como dos pollos sin cabeza, tal cual. 

El curso finaliza el 23 de junio para MiniMonster ¿y luego qué? Hemos conseguido tener unos días a Minimonster encajada, pues se la llevan sus abuelos de vacaciones a la playa. A su vuelta, la hemos tenido que apuntar a un campamento de verano en un albergue, donde estará otros tantos de días, pero yendo y viniendo a casa. Cuando este primer turno de albergue termine, nos hemos visto obligados a apuntarla al segundo turno del albergue, donde ya señoras, dormirá allí (eso se va a merecer otro post, porque ando con ansiedad solo de pensar que mi niña dormirá fuera de casa).  Aquí tenéis mi primer riñón, el derecho. 

Por lo que, ahora mismo, en estos momentos a 19 de junio, solo hemos conseguido "encajar" a Minimonster hasta el 20 de julio ¿y el resto del verano? ¿qué hago yo?

¿Y Babymonster? no me he olvidado de ella; por suerte, su guardería continúa con su turno normal hasta agosto, en agosto ya si eso te las apañas, pasas por caja, y le apuntas en la escuela de verano. Venga, vamos sacando el segundo riñón.  

Por supuesto, hemos conseguido tener a las dos enanas encajadas hasta esas fechas, previo paso por caja, que sinceramente en mi caso está siendo "lo comío por lo servío" ¡un mojón mu gordo! Porque lo poco que cobro de las prácticas del trabajo, lo estoy gastando en pagar albergues! 

¡Y todavía me queda agosto! ¿Pero que hago con mis niñas en agosto? Las escuelas de verano, te largan a los niños a las 2 de la tarde ¿disculpa? ¿y los padres que trabajamos por las tardes qué hacemos? Si les dejas en el comedor de las escuelas de verano, prepárate para ir donando el hígado. 

¿Pero qué mierda de conciliación es esta? ¡Es que así no hay forma! Es que tengo la sensación que voy a trabajar para pagar que otros cuiden de mis hijas, y eso me mata. Porque en nuestro caso, elpadredelasfieras es su temporada más fuerte de trabajo, así que tú le dices "vacaciones" y te dice: 

- ¿Vacaciones? ¿En verano? ¿Qué es eso?

Me río por no llorar, o, me río porque estoy entrando en una locura transitoria de la cual no veo salida. 

Y en mi caso, he comenzado mi nuevo trabajo con un contrato de 6 meses de prácticas, nadie en su sano juicio, te va a dar vacaciones, porque "es que es verano, y mis hijas no tienen colegio", está claro. Así que nos encontramos con dos padres, que trabajan en verano, y que sus niñas, no. ¿Os podéis imaginar el hervidero que tengo mental no? 

¿Y la familia? Pues muchas sabéis que mi familia siempre ha estado ahí ayudando, pero es que ahora se da la situación que, TODOS TRABAJAN. 

Ajá! la cosa mejora... ¿un valium por favor?

Vivo rodeada de post-it, cuadrantes, y planes A, B, C, y hasta X por si llega a hacer falta; a todo esto sin quitar un ojo de la, menguada, cuenta corriente. 

Así que señoras, si dejáis de verme una temporada, no será porque me esté haciendo la interesante, ni porque tenga mi agenda colapsada por planes sociales; no, no... si dejáis de verme, es porque como bien se dice por aquí el sur, "he petao". 

Porque este agobio no hay dios que lo aguante. 

¿Cómo lo habéis aguantado tantos años vosotras? 
Me quito el sombrero, me pongo a vuestros pies y os hago la ola fíjate! 


5 jun. 2015

Cookies de Nutella y Chips de Chocolate

Buenas!!

He cogido mi portátil un rato y me he escondido en el baño para ver si así soy capaz de postearos la última receta que he hecho en casa y que, no es por nada, pero quien probó estas galletas, flipó! El motivo por el cual las hice, es porque un compañero de mi oficina me consiguió solucionar un asunto del blog que me tenía amargada, y en agradecimiento, pues le hice una hornada de estas cookies de nutella y chips de chocolate. Aunque antes, las primeras que probaron esta receta fueron mis queridas 39 semanas, Remorada y Star en Rojo, y creo que algo les gustaron :P 


cookies de nutella

La receta es que más fácil no puede ser, así que id llamando a vuestros enanos, porque esta receta es perfecta para hacer con niños, y ya veréis porqué. 

Ingredientes receta cookies nutella



Dos cosas:

* La mantequilla: lo mejor es que esté a temperatura ambiente, porque debemos mezclarla con el azúcar, y si está fría de la nevera, no vais a tener modo que se ligue bien. Lo mejor es que la saquéis de la nevera una horita o un poco más, antes de comenzar la receta. 

* Los huevos: le pasa lo mismo que a la mantequilla, lo ideal es que estén a temperatura ambiente, porque si los usamos en frío y la mantequilla en diferente temperatura, lo que nos puede pasar es que la mantequilla se "descomponga", vamos, que se haría mucho más difícil de ligar. 



Y ahora vamos con la preparación, que ya veréis que para hacer estas cookies de nutella, podéis ser lo más novatas en la cocina, que aquí pocos errores cometeréis. 

 En un bol amplio poner la mantequilla blandita y el azúcar. Si tenéis una amasadora (como la baratita del Lidl), solo tenéis que dejarla unos minutos amasando para que se liguen los ingredientes. Sino, os tocará a vosotras coger una cuchara y mezclar bien. Precalentar el horno a 180º en el modo arriba y abajo sin las bandejas dentro.

 Ya tenemos la mantequilla bien mezclada con el azúcar, es el momento de los huevos. Los echaremos uno a uno como siempre os digo. Echamos un huevo, mezclamos muy muy bien, y cuando esté ligado, le echamos el segundo. Ahora toca echar una cucharada de vainilla (si no tenéis la vainilla líquida, y la tenéis en polvo, echad menos, pues el sabor es más intenso). Volveremos a mezclar y dejar todo bien ligado.

Cogemos un colador, ponemos ahí la harina y la levadura, y comenzamos a tamizar sobre la mezcla. Cuando esté todo tamizado, comenzar a amasar. Al principio será pringoso, para mí fue más sencillo hacerlo con las manos, porque así consigo de una mejor manera que todos los ingredientes se mezclen.  

Tocad la masa, ¿se os pega? ¿sigue pringosa? No debería, pues modifiqué la receta que encontré para que esto no sucediera, pero los huevos nos la pueden jugar (Talla M o L) Si se os pega, echad un poco de harina y volver a amasar. La masa resultante debe de notarse "jugosa" pero que se pueda manipular. Si la notáis arenosa, os habéis pasado con la harina. 

 Ya tenemos la masa preparada, solo faltan las chips, así que, toca echarlas sobre la masa, mezclar de nuevo y tenemos la masa lista. 

Recomendación: Meter unos 10 minutos la masa en el frigorífico, la razón es sencilla, vamos a comenzar a manipularla y con el calor de nuestras manos, se hará más difícil de manejar y más pringosa. 


Sacad el bol de la nevera, y coged una porción, hacerla bolita y aplastad un poco. Yo ponía la masa en la encimera, y con una cuchara de postre cogía una cucharada de nutella (no muy llena, no os paséis), y con otra cuchara me ayudaba para poner la nutella en el centro de la masa. Volved a coger la masa y juntad los bordes, dándole pellizcos para que se unan y terminen formando una bola de nuevo. Poner en la bandeja del horno (que o bien le podéis poner un poco de harina esparcida para que no se peguen las cookies, o un papel de horno, como prefiráis). Repetir hasta terminar la masa.


Introducir en el horno durante 15 minutos. Terminado el tiempo, sacadlas, y si podéis ponerlas sobre unas rejillas, mejor, porque así se templaran sin tener nada debajo que las deje "húmedas". 

Atención: tal vez cuando las saquéis, veáis que la parte de arriba está blanda y os creáis que aún le falta por hacer, queriéndolas dejar más tiempo en el horno. No. Sacadlas y dejadlas que se enfríen, lo que sucede es que entre la nutella, y las chips, la masa no llega a compactarse, si las dejáis más tiempo, secaréis la nutella y las cookies perderán toda su gracia.


¡Espero que os gusten!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...