17 sept. 2012

Galletas de café con chocolate

    
 
    Os puedo guiar que con las cantidades de la receta, saqué unas 40 pastas, cortándolas con el corta pasta con forma de corazón, depende de qué tamaño de cortapasta useis, sacaréis más o menos.
 
INGREDIENTES:

    - 300 gr de harina
    - 200 gr de mantequilla fría 
    - 120 gr de azúcar
    - 2 cucharadas soperas de café molido (no café descafeinado)
    - 200 gr de chocolate de cobertura
 
ELABORACIÓN:
    Antes de nada, ¿tenéis amasadora?, sino, os tocará echar algo de músculo en los brazos, comenzamos.
       Poner en la amasadora la mantequilla con el azúcar y empezar a mezclar, ¿qué os sucederá? que al estar la mantequilla fría, el azúcar se quedará pegada a ella creando bolitas. Añadimos la harina tamizada (para el/la que no sepa que es tamizar, es simple, es coger o bien un tamiz, o en su defecto un colador y pasar la harina por ahí, no tiene más historias) junto con el café. 
    Amasar todo muy bien, hasta que quede la harina bien integrada en la mezcla, posteriormente meteremos la mezcla mínimo 30 min en el frigorífico. No la dejéis mucho tiempo porque se endurecerá. 
    Sacamos la masa de la nevera, y ya ponemos el horno a precalentarse a unos 150º, mientras trabajaremos la masa, enharinaremos la zona de trabajo y con un rodillo extenderemos la masa, cuidado de no dejarla muy fina, sino al cortarla probablemente se os rompa. Y os cogéis vuestro corta pastas y empezáis a sacar formitas. 
    Ponéis en la rejilla del horno (a altura media) papel de horno, y colocáis las galletas sobre él. Metemos la rejilla, y tienen que estar haciéndose durante una hora, que deciros que es una hora de tortura, porque enseguida empezará a emanar un olor a galletas y encima con olorcito a café que una se tiene que ir de la cocina. 
    Pasa la hora, pues sacamos nuestra rejilla, con mucho cuidado de no quemarnos (y si nos quemamos, pues nos metemos aqui en mi web, y vamos al apartado de belleza y buscamos en productos naturales, que hay un post sobre la aloe vera y lo buena que es para las quemaduras), y ponemos las galletas sobre cualquier cosas que tenga rejilla (la secundaria del horno va bien), yo puse galletas por todo lo que tenía rejilla en mi cocina (el servilletero, el chisme para que las ollas no quemen la mesa...) ¿qué porqué hacer eso? pues pq la masa asi se enfria igual por todas las zonas, y a veces si dejamos la galleta sobre una superficie plana, la parte de abajo se queda reblandecida por el calor. 
    Mientras se enfrían las galletas, nos toca el chocolate. Aquí necesito vuestra atención, porque al ser chocolate de cobertura tiene sus peculiaridades, y os explico, mientras derretimos chocolate al baño maria, jamás le debe caer agua al chocolate, sino, nos estropea el invento; además al ser de cobertura jamás se derrite junto con leche porque son incompatibles, y por último, el chocolate no se removerá hasta que no veamos que está casi a la totalidad derretido. 
    Cuando esté derretido, retiramos rápidamente para que no se nos queme, y empezamos con el baño de las galletas. En mi caso las bañe solo por la mitad, y ayudándome con una cuchara, porque no quería que la parte de abajo tuviese chocolate, ya eso depende de vosotros y lo chocolateros que seáis. (mi marido luego me dijo que les hubiese gustado más con toda la galleta bañada en chocolate y para mi en cambio más chocolate hubiese sido pesado), dejar enfriar, y servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...