2 oct. 2012

Que paren el tiempo, que me quedo aquí

¡Qué diferencia encuentro entre mi primera maternidad y la segunda! y no me refiero a tema de manejar a mi pequeña, reconocer antes qué necesita, qué le sucede, no. 

Me refiero a que, al haber tenido ya una hija antes, esta me ha enseñado que el tiempo es muy efímero, que cuando era una recién nacida, yo deseaba que fuese más bebé; cuando balbuceaba, quería que dijese "mamá"; cuando gateaba, andase; cuando andase, fuese más independiente.

Pero, lamentablemente, eso sucede y llega un día en que la que era tu pequeña, la niña a la que acunabas en tus brazos; se levanta por las mañanas y se toma el desayuno sola, quiere ducharse sola porque ella "ya sabe y es mayor", viene del colegio contándome todas las historias con sus compañeros. Esa niña que querías cuando era sola una recién nacida que creciera, ha crecido.

Por eso, con mi segunda hija, estoy absorbiendo cada momento, cada instante, quiero dejarlo grabado en mi retina. Ya no me preocupa tanto el que realice cuanto antes ciertas tareas que le corresponde por edad, porque sé que mi hija está sana, y que terminará haciéndolo; y el hecho de que lo haga, significará que ha subido otro escalón. Y que pena me da que suba todos esos escalones de esa escalera que le lleva a crecer. 

Sé que son pensamientos muy egoistas, pero es mi pequeña, la acuno, y la cojo en brazos y se nos para el tiempo a las dos.

Una amiga, ya mayor, me dijo el otro día que veía tanto en mi como en su hija que tiene un segundo bebé del mismo tiempo que Lola, que estamos constantemente con los niños en brazos y no lo soltamos, solo pude decirle: porque he aprendido que el tiempo pasa, mi pequeña crecerá, y llegará un día en que no pueda acunarla porque ella dirá: " mamí, es que ya soy mayor".



3 comentarios:

  1. Jo, eso mismo pienso yo con mis chicas. Y la pequeña tiene ya 14 meses. No veas como pasa el tiempo de rápido cuando ya tienes una. La segunda ha crecido incluso más rápido aún que la primera. Se me ha pasado el tiempo en nada.
    Que sonrisa más bonita!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo. El otro día lo hablaba con una amiga, cuando antes de ser madre se hablaba del tiempo pasado era tipo: ¿te acuerdas de aquel año que nos fuimos de viaje/nos pegamos esa fiesta/blablabla ? parece todo muy lejano y ahora rememoras, y te das cuenta, que hace nada tenías a tu pequeña en tus brazos, y ahora, el año que viene va a ir a 1º de primaria!!! y es cuando todo el peso del tiempo se te echa encima y dices: pero que rápido pasa el tiempo!
    Eso por una parte, pero por otra, el ver que el tiempo pasa volando, intentas absorber cada momento, fotografiarlo todo, postearlo todo, porque sabes que pasará y nunca volverá (a no ser que tengas otro hijo, pero es que eso tampoco sabes si se llegará a producir!!!).

    ResponderEliminar
  3. Como tía que no va a ser madre me ha sorprendido mucho lo que cuentas y me pregunto si mi hermana pensará como tú. Se lo comentaré, gracias por compartirlo :*

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...