7 oct. 2012

Una Despedida a una Amiga

Hoy escribo estas letras para contar un poco como me siento en estos días. 

En mi grupo de amigas somos como los Mosqueteros, Una para todas y todas para una. Soy la única que es mamá, y a veces, conozco casos de mujeres que han sido mamás, y sus amigas, digamos, la apartaron sutilmente del grupo porque no podía seguir el ritmo de las demás.

Mis amigas así no son, al contrario, siempre se han adaptado a mis necesidades. Cuando nació Emma, yo dejé de salir de marcha, y ellas venían los sábados a mi casa; para que no tuviese que hacer nada de cenar, cada una traía algo, cenábamos juntas, charlábamos, veíamos la tele; y esperaban a que llegase mi marido de trabajar (sobre la 1 de la madrugada aproximadamente) para luego ellas irse de marcha. 

En mi grupo están todos los perfiles típicos de un grupo de chicas jóvenes: la mamá de todas con carácter fuerte (yo), la que ha triunfado en su trabajo, la indecisa, la que no tiene suerte con los tíos, la alocada que se bebe la vida a sorbos. Es curioso como siendo tan diferentes, encajemos tan bien.

Pues dicho esto, esta entrada la estoy escribiendo hoy viernes, aunque no será publicada hasta el domingo, y eso es debido a que una de mis amigas, una de mis pilares que forma ese grupo, se nos va. El lunes coge un vuelo destino a Suiza, donde una famosa farmacéutica le ha ofrecido un importante contrato. Su estancia está prevista para, en teoría, un año y medio, pero luego esas cosas no se saben. 

Todas andamos como un pollo sin cabeza, debido a que en mi grupo, todas, tenemos un peso importante en él, y el simple hecho que una falte en una quedada, se nota y se añora. No nos podemos ni imaginar como serán tantos meses con nuestra amiga allí, en Suiza. 

Otro de los motivos por los cuales no puedo publicar esta entrada hoy, es porque mañana sábado, le haremos una fiesta sorpresa en mi casa con todos sus amigos, nos reuniremos unas 15 personas. Mañana nos despediremos de ella. 

Ahora me dirijo a ti, a mi amiga;

Por mi parte, ya tenemos los billetes comprados para ir a verte, ya lo sabes.  Sabes que en diciembre, pasaremos unos días allí, y nos llevaremos a Emma. 

Solo puedo decirte, que sé que todo te irá bien, que vivirás momentos en los que te sentirás sola, pero recuerda que aquí nos tienes a tus amigas, que con solo mandar un mensaje, nos tendrás frente al ordenador para hablar contigo y seguir contando todas nuestras historias. Sabes que tienes una ventanita en la cual yo te iré contando todo, aunque a ti te confesaré que es verdad y que es mentira.

Sabes que en casa te vamos a echar mucho de menos, no vas a ver como crece Lola, pero facebook lo tendré muy actualizado para que puedas ver sus fotos. Ya haremos videoconferencias para que vayas oyendo sus primeras palabras. No vas a ver como Emma se me convierte en una mujercita, pero cuando empiece a escribir, te mandará cartas. 

Siempre has actuado como freno de mi abrupto carácter, templandolo y dándome ese punto de cordura que a veces pierdo cuando me enfado. Me vas a faltar como catadora de mis creaciones de repostería, me veo mandándotelas por correo. 

Recuerda que en tu escapada para Navidad, tenemos ese día maratoniano de celebrar en casa Acción de Gracias, Nochebuena y Nochevieja. Y en cada quedada que hagamos, sabes que el Paint hace milagros. 

Espero que no pase mucho tiempo para volverte a ver con Lola en tus brazos y dándole el biberón. 


7 comentarios:

  1. Hija tu amiga estará orgullosa de lo que has escrito, que mano. Sólo decirte que no sabes la suerte que tienes de tener esas amigas, no todo el mundo tiene la suerte de rodearse de buenas y amigas y poder conservarlos.

    ResponderEliminar
  2. Aidixy y sus Cosas7 de octubre de 2012, 22:21

    Muchas Gracias Elena. Mis amigas, son mis tesoros! Y sé que a ella le han llegado mis palabras, y eso me conmueve. Al igual, que también sé que soy una persona afortunada por haber dado con amigas tan buenas y que estén siempre a mi lado.

    ResponderEliminar
  3. Que entrada más bonita. Entiendo como os debéis sentir todas, porque yo también tenía un grupo de amigas, y después, una en Londres, yo en Tenerife, y otra en Zaragoza, con algunas más. Es un camino bonito, porque siempre se está en contacto, aunque de manera distinta, pero el momento del reencuentro es genial, porque aunque las redes sociales nos acercan, siempre hay miles de cosas que contar. Y además, te vas a Suiza!!

    ResponderEliminar
  4. Lo bueno es que somos muy pesadas XD entonces ella sabe que nos tendrá hasta en la sopa, ya le petaremos el whatsapp, su mail, y su facebook con nuestras historias. Porque no puede quedarse descolgada en nuestro día a día, al igual que tampoco nos queremos quedar descolgadas en su día a día. En cuestión de una hora coge el avión, ains... ya hasta diciembre no la volveré a ver.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta lo que cuentas, es importante romper con miedos ajenos contantdo tus experiencias y más aún si son positivas.Gracias por estar ahí. Te invito a visitarme en:
    http://www.terapiadereyes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Diciembre? cierra los ojos y cuando los vuelvas a abrir ya habrá llegado el día en que cojas el avión :), preciosas palabras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los meses pasan volando, sé que la veré en nada. Además gracias a las NNTT parece que seguimos en la misma ciudad, ya que sabe todo lo que sucede en cada momento. :-)

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...