15 nov. 2012

Sexo en el Embarazo, pero la verdad verdadera (III)

Hemos sobrevivido a un primer trimestre de sexo en el embarazo con una sequía y unas poquitas ganas... luego nuestro cuerpo, enloqueció, y pasamos al segundo trimestre, donde nuestra hambre de sexo se disparó, pero ¿qué creéis que sucederá en el tercer trimestre?...

Pienso que si hay un trimestre "divertido", sin duda es este. Ya tenemos nuestro barrigón, y nuestras molestias típicas de este trimestre: hinchazón de piernas, los 10 kg que mínimo ya hemos cogido (la que tenga suerte, porque yo soy de las que hago record), los calambres, ciática, lumbago, las patadas del bebé...entre un sinfín de malestares más, y claro si somos el chiste de nuestros amig@s por nuestra "super agilidad", ya nos tienen que ver en la cama!!! ahí somos todo un espectáculo digno de ver, no sé si alguna habrá pronunciado las siguientes frases en pleno acto sexual:

    - a ver, espera, que me aguanto la barriga para girarme
    - uy, para, que necesito ir al baño que el bebé me está presionando la vejiga
    - joder! un calambre!


    -espera, espera, que me voy a girar pero voy a mi ritmo
    - el bebé se ha despertado y ahora me está dando patadas en los riñones!!!
    - ofú, que calor que tengo!! abre la ventana y pon el aire acondicionado (y fuera estamos a menos 2 grados, pero para tí ahora mismo estás en pleno julio a 40 grados) (y tu pareja en vez de parecer que va a tener sexo, parece que va de misión secreta porque va tan tapado que solo se le ven los ojos)
    - etc

    ¿Os sentís identificadas? seguro que hay muchas frases que me dejo en el tintero. Por eso para mi el tercer trimestre es el más divertido, porque da paso a situaciones de lo más cómicas. Y el pensamiento de toda pareja en esos momentos es: "Nosotros seguimos practicando el sexo pero dando cada día un pase al club de la comedia,claro."

    Toca momento postura, ejem, interviene un factor nada despreciable, el peso que hayamos cogido. Es que a veces yo pienso que tememos de ahogar a nuestra pareja entre: ese pecho voluptuoso que nos ha salido (y que todas rezamos para que no desaparezca nunca), el barrigón, esos muslos que no sabemos de donde han podido salir, la cara de la luna que se nos pone a todas; vamos!! que nos extraña que nuestra pareja no nos mire con miedo cuando queremos montarnos a horcajadas sobre él.  

Si usamos la postura del misionero, ya puede desembocar en unas repentinas naúseas, porque a ver, ahí el papá emocionado de tener sexo después de un tiempo en sequía, claro, ese meneo, y nuestro útero ya presiona por si solo nuestro estómago, pues imaginaros bebé pa'rriba, bebé pa'bajo; que llegamos a un momento en que o cambiamos de postura o nos vamos para el baño directamente. Con lo que aquí, la mejor recomendación es que cada maestrillo tiene su librillo, y que vosotras mismas según estáis en situación vais viendo como poneros.


Dejando estas situaciones a un lado, debéis de saber que el sexo en el tercer trimestre es buenísimo, sobre todo porque cuando la mujer alcanza el orgasmo, su cuerpo, al liberar endorfinas, el bebé recibe también esas endorfinas, así que se encuentran ambos con un colocón de alegría y placer que para que queremos más.

    Luego existe el caso,de aquellas mujeres, que se sienten Moby Dick, y claro, se ven ridículas llevando ropa interior sexy, y luego sus 10-15kg de más, por un lado anque te sientes más mujer que nunca llevando a tu bebé en tu vientre, por otro lado, te ves lo menos femenina, atractiva, y sexy del mundo.  (he de reconocer que me ubico claramente en este grupo). Y luego, también afecta el hecho de que ya eres MAMÁ, es decir, es como pensar: ¿y cómo voy a hacer esto o lo otro con mi bebé en la barriga? si ya soy mamá, que vergüenza (porque es cierto, que algunas mujeres empiezan a avergonzarse de sus prácticas sexuales cuando ya se sienten mamás, por suerte estos pensamientos se terminan mandando a la porra en poco tiempo). O cuando ya eres mamá de otro enano, y estáis ahí con lo que se denomina "gemidos hacia dentro" para que el susodicho no se despierte y no os interrumpa en vuestra tarea. 

    Y para finalizar, deciros que hay una leyenda, o corriente, que dice que el semén del hombre lleva una hormona que le provoca contracciones al útero, y puede llegar a provocar el parto, realmente yo desconozco si eso es así y si puede suceder. Aún así pienso, y así fue como se lo dije a mi marido en nuestro anterior embarazo: "¿no has sido tú quien me ha metido a nuestra hija aquí? ¿pues quien mejor que tú para sacármela?"



8 comentarios:

  1. Yo engordé... Un montón. Y no recuerdo posturas. Ni ganas. Pero me encanta esta serie :)
    Para el próximo embarazo, me apuntaré estas técnicas, (muahaha)y veré si hay ganas o no-
    Y la leyenda es sólo eso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. solo puedo decir que nuestro momentos "íntimos" eran un show, que la mitad de las veces yo terminaba descojonada perdía y colocándome bien a la babymonster porque había metido vetetuasaberqué en mi estómago y/o riñones. Y de engordar.... solo te diré, 96 kilos, ahí lo dejo jajaja

      Eliminar
  2. Buenísimo post! En cuanto a sentirse poco atractiva o Moby Dick, hay que decir que nuestra pareja puede hacer mucho por hacernos sentir sexys en un momento en que somos un cóctel molotov de hormonas y autoestima cambiante. El hombre tiene que que darlo todo en estos momento y hacer sentir a su mujer como una top model. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi marido me idolatra (pequeño guiño a cierta serie española que nos encanta jajaja), pero hija, yo me veía como un huevo kinder. Me probaba los picardías que tengo, y me veía ya absurda, y mira que él le hacen los ojos chiribitas con solo verme, pero es que yo... no, no estaba por la labor de verme sesssiii y fina en la cama. jajajaja aunque soy de las que me río de mi misma más que nadie eh? y eso de coger traumas, para mi no, que ya tengo bastante con ser madre como para tener que criar a otro más. ;-P

      Muak guapetona!!!

      Eliminar
  3. Te he visualizado (en toda la serie) contándomelo con un café delante. Y no he podido dejar de reír. Estos posts son muy tu, maifren

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias maña, aaayyyyy maña de mis carnes, si viviésemos más cerca la de veces que nos tomaríamos un cafelote charlando de estas cosas y riéndonos.... :(

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...