30 oct. 2012

Historietas de nosotras, las Mamás y el Shopping (I)

Me he puesto a ver fotos mías de cuando estaba en la facultad, de cuando salía de marcha con mi grupo de amigas, de nocheviejas de antaño... que mona salía en todas, y que arreglada iba siempre. 

Si, es que me encuentro en ese momento de haber pasado una primera maternidad y ahora la segunda, en la que se te queda un cuerpo así raruno, que no quieres saber ni en que talla te has quedado para que no te dé un espasmo en ese momento. 

Todos los de alrededor te animan: "tú tranquila, es que has sido madre; ¿pero qué esperas?; todo volverá a su estado anterior..." Y tú ahí con la ceja levantada pensado: claro, como tú no estás como yo, mira que cómoda me hablas desde tu talla 38, desde mi talla 38, porque esa talla era mía!!!! y no la cuarenta y.... bueno, la cuarenta y algo que tengo ahora. 



Todas odiamos a la beckham por estar tan divina divain
después de ser mamá

Abres el armario porque decides que ya es hora de hacer vida social fuera de las cuatro paredes de tu casa, y empiezas a buscar primero ropa anchita, porque claro, sabes que lo que te quedaba como un guante y estabas monísima con él, ni de coña te entra y prefieres no pasar por esa tortura. Pero ves que lo anchito, oye, es que tampoco te entra, entonces según vas arrojando prendas de ropa a la cama, tu nivel de desesperación-rabia-o llamémosle mosqueodetresparesdecojones, va aumentando a la misma velocidad.

Llega la frase de: "no tengo nada que ponerme", y a no ser que quieras salir a la calle liada en una sábana tal cual diosa griega, te empollas todos los blogs de moda por si esa tendencia está in; pero no, sigue siendo out, muy out, es tal el nivel de desesperación que tienes que llegas a pensar si ponerlo tu misma de moda, pero desechas esa idea cuando te ves frente al espejo decidiendo que hacer con esa esquina de sábana que te cuelga.


¿Os habéis quedado con ganas de más? Pues aquí tenéis las siguientes entregas: Shopping (II), Shopping (III) y Shopping (IV). 

¡Espero que os guste!

25 oct. 2012

Primark, un horror de tienda

Vivo en Málaga, y hace meses abrieron aquí una tienda de la famosa cadena internacional llamada Primark.

He ido dejando que pasase el tiempo, porque me habían informado que había siempre mucha gente. Debido que nuestra pequeña necesitaba algunas cosas porque no teníamos algunas prendas, decidimos ir el viernes pasado y así conocer esa cadena de ropa tan famosa.

Ala, todos al coche y para el centro comercial. Comemos, charla papá-mamá, y para las 16:00 estábamos entrando en la tienda. Por favor,no me neguéis que la hora no era propicia para que no hubiese ni un gato, pues no!!! eso parecía un after-hour de shopping.


Papá y yo nos miramos ojipláticos y nos dijimos con la mirada: coge tu el carro que yo me llevo a la otra, y separémonos.

Cogí a mi mayor, y ea a buscar vaqueros.... había ropa por tooooodas partes, encima de los burros, por el suelo, ropa colgada donde no correspondía, no había manera de dar con la zona de la edad de mi mayor.... nos teníais que ver a mi enana y a mí las dos agarradas de la mano dando vueltas sobre nosotras mismas intentando al menos "situarnos".

No me quiero ni imaginar como será esa tienda en rebajas!!!!!!!! miedito vamos!!!!!!! Conseguí coger un par de vestidos, y un par de vaqueros, ahora tocaba buscar al papá y a mi bebé. Eso fue, ya una odisea..... tanta gente, tanto jaleo, niños corriendo y que se cruzaban, saltando ropa para no pisarla; os prometo que sentí en un momento unas imperiosas ganas de ponerme a emperchar ropa.


Conseguimos dar con la mitad de la familia, y me veo al papá con los brazos llenos de prendas para él y con una cara de satisfacción que parecía un niño al que acaban de soltar en una tienda de caramelos. Ahí le dejé con su chute de emoción, rebuscando entre jerseys y pijamas... Ahora para los probadores para la mayor, pero ¿y los probadores? en la planta de arriba, madre mía, pero con la gente que hay ¿cuánto tiempo voy a tardar en llegar a ellos? termino con la mayor, y toca la pequeña.

¿Sabéis lo que es ver una tienda enoooooooooooooooooorme, de una cantidad de metros impresionante (para un centro comercial me refiero) y encima, qué solo exista un burro de ropa para bebés de 3 a 6 meses? ¡¡¡¡ un burro !!!! me teníais que ver dando vueltas alrededor que parecía una peonza y hablando sola: "esto no puede ser, solo un burro. ¿Y el resto de la ropa?"

Me llamó inmensamente la atención que normalmente la ropa de niña predominan más que la de niño, pero allí era totalmente al contrario, es más, existía un mural entero de zapatillas deportivas y demás zapatos de niños, ¿pero de niñas? yo no vi nada la verdad.

La gente dice que es muy famosa esa tienda por la relación calidad-precio. Yo desde luego, para mí no es nada diferente a Dunnes Store, una tienda que tiene prácticamente los mismos precios, y la misma calidad, y se compra muchiiiiiiiiiiiiiiiisimo más tranquila.

Lo siento, pero no me gusta los bullicios, los jaleos comprando, soy de las que van a las 2 de la tarde al centro comercial para estar casi sola en las tiendas; paso de las rebajas, tú me lías dos prendas y ni las miro.

Por mi parte, paso de Primark, y de todo lo que rodea, me quedo con mi Dunnes Store que es una maravilla.

(Las imágenes están extraidas del blog de La Vie en Rosa Mexicana)

19 oct. 2012

Las abuelas de hoy en día

Escribo este post, debido a una serie de acontecimientos que en estos días se han ido acumulando en mi casa. Os explico, hace unos días, me levanté de la cama y me fui directa a la ducha, al salir y comenzar a secarme, sentí tal latigazo en el cuello y hombro derecho, que llegué hasta a marearme. Se me quedó el cuello rígido rígido, y un dolor constante en esa zona. Me vestí como pude, y salir a avisar a mi marido. 

Me era imposible atender a ninguna de mis dos hijas, puesto que me movía en bloque, y el dolor era tan intenso que me bloqueaba hasta los pensamientos. Mi marido al tener que irse a trabajar, avisó a mi madre para contarle la situación y que viniese para estar conmigo. Ella de todas formas, viene todos los días a casa, porque cualquiera le quita a ella sus ganas de bañar a Babymonster por las tardes, y a mi me viene muy bien, porque ese rato lo paso a solas con Minimonster.

Pues estos días, tenía en su casa a mi hermana menor enferma, con fiebre y placas, la dejaba a ella lista, y se venía corriendo para mi casa, para atender a mis hijas porque es que yo no me podía mover en absoluto. Pero para rizar el rizo, mi mayor acaba de caer con gastroenteritis. Sé que no voy a tener que decirle nada de que venga ni nada, porque la conozco. 

Opino que las madres de hoy en día tenemos una tremenda suerte de tener unas abuelas tan jóvenes, y con tanta vitalidad, que nos hacen de tanta ayuda. Por mi parte, en más de una ocasión si no llega a ser por mi madre, me hubiese tirado de los pelos. 

Las abuelas de hoy es que son super abuelas, porque trabajan, atienden su casa, hacen sus tareas, atienden a sus hijos y encima a sus nietos. Yo a veces miro a mi madre y siento envidia de la vitalidad que tiene, ¿de dónde sacará tantas energías? 

¿Vuestras abuelas son iguales? ¿os ganan en energías? ¿no las veis como que podrían dominar el mundo? además con lo ahorradoras que son, se ponen ellas de Presidente de España, y nos sacan de la crisis en un plis plas, porque ellas si que saben de recortes y de hacer milagros con el dinero. 

Yo de verdad, es que este pequeñiiiiiiiisimo homenaje que les rindo es poco para todo lo que se merecen; me quito el sombrero ante ellas, pero sobre todo pido, que cuando tenga su edad, tener al menos la mitad de energía que tiene mi madre, para también poder ser una super abuela para mis nietos. 

18 oct. 2012

La religión en la familia

Hace unos días, leí este magnífico post de una mamá que muchas conoceréis, Zulema Acosta de Mamá es bloguera.

A veces, para una familia joven, puede resultar muy difícil, educar con la ideología religiosa que así deseen. Me he visto muy identificada con Zulema, debido a que me considero agnóstica, creo que hay algo, pero que para nada es lo que las religiones dictan como tal. Me han bautizado y he hecho la comunión, y he pensado en apostatar, debido a que no estoy de acuerdo con los ideales de la religión católica y todo lo mueve a su alrededor.

Pero es cierto, que a veces la familia que rodea al niño, no hace fácil el mantener tus ideales; haciéndoles comentarios acerca de dios, semana santa y demás.

Yo estoy con Zulema, quiero que mi hija cuando sea adulta, elija, yo no me opondré por supuesto, pero quiero que sea ella quien elija, cuando conozca todos los aspectos de todas las religiones existentes; y si decide pertenecer o no a una religión, será una decisión suya personal.

Por eso os paso el enlace de su post para que podáis leer su experiencia sobre el tema.


7 oct. 2012

Una Despedida a una Amiga

Hoy escribo estas letras para contar un poco como me siento en estos días. 

En mi grupo de amigas somos como los Mosqueteros, Una para todas y todas para una. Soy la única que es mamá, y a veces, conozco casos de mujeres que han sido mamás, y sus amigas, digamos, la apartaron sutilmente del grupo porque no podía seguir el ritmo de las demás.

Mis amigas así no son, al contrario, siempre se han adaptado a mis necesidades. Cuando nació Emma, yo dejé de salir de marcha, y ellas venían los sábados a mi casa; para que no tuviese que hacer nada de cenar, cada una traía algo, cenábamos juntas, charlábamos, veíamos la tele; y esperaban a que llegase mi marido de trabajar (sobre la 1 de la madrugada aproximadamente) para luego ellas irse de marcha. 

En mi grupo están todos los perfiles típicos de un grupo de chicas jóvenes: la mamá de todas con carácter fuerte (yo), la que ha triunfado en su trabajo, la indecisa, la que no tiene suerte con los tíos, la alocada que se bebe la vida a sorbos. Es curioso como siendo tan diferentes, encajemos tan bien.

Pues dicho esto, esta entrada la estoy escribiendo hoy viernes, aunque no será publicada hasta el domingo, y eso es debido a que una de mis amigas, una de mis pilares que forma ese grupo, se nos va. El lunes coge un vuelo destino a Suiza, donde una famosa farmacéutica le ha ofrecido un importante contrato. Su estancia está prevista para, en teoría, un año y medio, pero luego esas cosas no se saben. 

Todas andamos como un pollo sin cabeza, debido a que en mi grupo, todas, tenemos un peso importante en él, y el simple hecho que una falte en una quedada, se nota y se añora. No nos podemos ni imaginar como serán tantos meses con nuestra amiga allí, en Suiza. 

Otro de los motivos por los cuales no puedo publicar esta entrada hoy, es porque mañana sábado, le haremos una fiesta sorpresa en mi casa con todos sus amigos, nos reuniremos unas 15 personas. Mañana nos despediremos de ella. 

Ahora me dirijo a ti, a mi amiga;

Por mi parte, ya tenemos los billetes comprados para ir a verte, ya lo sabes.  Sabes que en diciembre, pasaremos unos días allí, y nos llevaremos a Emma. 

Solo puedo decirte, que sé que todo te irá bien, que vivirás momentos en los que te sentirás sola, pero recuerda que aquí nos tienes a tus amigas, que con solo mandar un mensaje, nos tendrás frente al ordenador para hablar contigo y seguir contando todas nuestras historias. Sabes que tienes una ventanita en la cual yo te iré contando todo, aunque a ti te confesaré que es verdad y que es mentira.

Sabes que en casa te vamos a echar mucho de menos, no vas a ver como crece Lola, pero facebook lo tendré muy actualizado para que puedas ver sus fotos. Ya haremos videoconferencias para que vayas oyendo sus primeras palabras. No vas a ver como Emma se me convierte en una mujercita, pero cuando empiece a escribir, te mandará cartas. 

Siempre has actuado como freno de mi abrupto carácter, templandolo y dándome ese punto de cordura que a veces pierdo cuando me enfado. Me vas a faltar como catadora de mis creaciones de repostería, me veo mandándotelas por correo. 

Recuerda que en tu escapada para Navidad, tenemos ese día maratoniano de celebrar en casa Acción de Gracias, Nochebuena y Nochevieja. Y en cada quedada que hagamos, sabes que el Paint hace milagros. 

Espero que no pase mucho tiempo para volverte a ver con Lola en tus brazos y dándole el biberón. 


2 oct. 2012

Que paren el tiempo, que me quedo aquí

¡Qué diferencia encuentro entre mi primera maternidad y la segunda! y no me refiero a tema de manejar a mi pequeña, reconocer antes qué necesita, qué le sucede, no. 

Me refiero a que, al haber tenido ya una hija antes, esta me ha enseñado que el tiempo es muy efímero, que cuando era una recién nacida, yo deseaba que fuese más bebé; cuando balbuceaba, quería que dijese "mamá"; cuando gateaba, andase; cuando andase, fuese más independiente.

Pero, lamentablemente, eso sucede y llega un día en que la que era tu pequeña, la niña a la que acunabas en tus brazos; se levanta por las mañanas y se toma el desayuno sola, quiere ducharse sola porque ella "ya sabe y es mayor", viene del colegio contándome todas las historias con sus compañeros. Esa niña que querías cuando era sola una recién nacida que creciera, ha crecido.

Por eso, con mi segunda hija, estoy absorbiendo cada momento, cada instante, quiero dejarlo grabado en mi retina. Ya no me preocupa tanto el que realice cuanto antes ciertas tareas que le corresponde por edad, porque sé que mi hija está sana, y que terminará haciéndolo; y el hecho de que lo haga, significará que ha subido otro escalón. Y que pena me da que suba todos esos escalones de esa escalera que le lleva a crecer. 

Sé que son pensamientos muy egoistas, pero es mi pequeña, la acuno, y la cojo en brazos y se nos para el tiempo a las dos.

Una amiga, ya mayor, me dijo el otro día que veía tanto en mi como en su hija que tiene un segundo bebé del mismo tiempo que Lola, que estamos constantemente con los niños en brazos y no lo soltamos, solo pude decirle: porque he aprendido que el tiempo pasa, mi pequeña crecerá, y llegará un día en que no pueda acunarla porque ella dirá: " mamí, es que ya soy mayor".



1 oct. 2012

Volver a ser una misma después de un parto (1ª parte)


Cuando damos a luz, todas estamos pletóricas porque somos mamás o porque volvemos a ser mamás de un recién nacido. Pero según pasan los días, y las semanas, y empezamos a tener conciencia del estado en que ha quedado nuestro cuerpo, no podemos evitar el sentirnos "estropeadas".

Y a todas nos han repetido hasta la saciedad "que acabas de dar a luz ¿qué esperas?" "hasta pasado el año olvidate de recuperar tu figura" bla bla bla. Y tú asientes, escuchas, y sigues asintiendo y de tu boca salen las siguientes palabras: "si, si lo sé."

Pero tu mente no para de gritar: "¡¡¿cómo?!!, así no me quiero quedar yo un año, yo quiero entrar en mis vaqueros de antes, quiero tener el cuerpo de antes!!!"

En esta primera entrega me centro en el aspecto del ejercicio, en las demás entregas abarcaré temas tipo: cuidados de la piel, alimentación, estilismos...

Y comenzamos el periplo de ver ejercicios por internet, de comenzar con dietas, de empezar a pensar: el mes que viene comienzo el gimnasio.

Pues para que no demos tantas vueltas (yo incluida, me encuentro ese momento justamente de gritarme todos los días frente al espejo cosas del estilo: ¿pero cómo ha llegado eso ahí? ¿y esto porque está asi?), os traigo un video que me ha gustado mucho porque se hace la gimansia con nuestros bebés, genial!!!


______________________________________________________
TONIFICAR BRAZOS

______________________________________________________

ESTIRAMIENTOS PARA EVITAR CONTRACTURAS


______________________________________________________


EJERCICIOS PARA LAS CADERAS Y EL ABDOMEN


Cupcakes Arcoiris

Antes de nada, informaros que esta receta no es mia (ojala!), es de una chica que se llama Alma, de Objetivo: Cupcake Perfecto página de la que me considero fan abosluta por las obras de arte que hace. Pues hoy os traigo una de sus recetas para que veáis que no es nada difícil si le ponemos ganas e ilusión.



Este cupcake es monísimo, porque jugamos con los colorantes alimenticios, y que deciros que los niños alucinan con los colores que luego tiene el cupcake.

INGREDIENTES:

Para el cupcake:
  • 115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante en pasta de color rojo, azúl, amarillo y verde
Para el Frosting:
  • 250 gr de mantequilla (temperatura ambiente).
  • 250 gr de azúcar glass tamizado.
  • Extracto o aromo a gusto.
  • Colorante alimenticio.
MODO DE PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180º, y en un bol, tamizar la harina junto con la levadura, reservamos.
En otro bol mezclamos: mantequilla y azúcar, y tenemos que conseguir que esté bien ligado y que la mezcla se aclare, cogiendo cierto tono blanquecino. Incorporamos la mitad de la harina tamizada, y comenzamos a batir a una velocidad media, ligando todos los ingredientes.

Una vez ligados esos ingredientes, añadimos la leche mezclada con la esencia de vainilla, y seguimos batiendo, y por último vertemos el resto de la harina y seguimos batiendo a una velocidad baja, hasta conseguir ver que está todo bien mezclado.

Cogemos 4 bol, y repartimos la mezcla entre los 4 bol, a partes iguales, y comienza lo divertido, ¡¡¡ a colorear la masa !!! verteremos un poco de colorante en cada bol para conseguir la intensidad del color que queramos. Una vez tengamos cada bol con el color deseado, pondremos en la bandeja de los cupcakes las cápsulas blancas, y pondremos una cucharada de cada color .



¡Y para el horno!, hornearemos entre 20-25 minutos, comprobando con un palito que estén hechas por el interior. Dejamos enfriar 5 minutos en el molde, y posteriormente los pasamos a una rejilla para que se enfrie totalmente.

Mientras se enfrían los cupcakes, empezamos a hacer el frosting, que es realmente sencillo y básico:

En un bol ponemos la mantequilla que estará a temperatura ambiente, y comenzaremos a batir con varillas eléctricashasta conseguir una textura cremosa, y sin dejar de batir, iremos añadiendo partes del azúcar glass tamizado, y ligándolo todo muy bien. Para finalizar, echaremos una cucharadita de la esencia que deseemos y si colorante alimenticio para seguir jugando con los colores.

Espero que os gusten!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...