22 ene. 2013

Bye bye, Celos

Hace unos meses, escribí un post sobre los temidos celos  o como estos van evolucionando según los niños van creciendo, también van cambiando los celos entre hermanos. Del cambio tan grande que había sufrido mi minimonster un mes antes que naciera la babymonster, hasta unos meses después.

Esa niña tan dulce, tan educada, tan obediente; se había transformado en una niña incontrolable, iracunda e irreconocible.

Reconozco que tanto su padre como yo, lo pasamos realmente mal, porque nuestro comportamiento hacia ella no había cambiado, la habíamos incluido en todas las decisiones, la tuvimos en cuenta en todo; es decir, seguimos todas las recomendaciones que encuentras por internet a pies juntillas. Pues ni por esas pudimos parar ese monstruo que son los celos.

Hoy escribo este post, para decir, para hablar con esos papás que los están sufriendo y que creen que ya ha cambiado todo en su vida, y que será siempre así. Que no pierdan la esperanza, que trabajando conjuntamente, pueden ayudar a su hijo/a a focalizar los celos e ir eliminándolos poco a poco. 

Mi babymonster tiene 6 meses, nos hemos tirado casi 7 meses, teniendo que "trabajar" con nuestra minimonster para que volviese a ser ella, y puedo asegurar que casi lo hemos conseguido. 

Llegué a perder la confianza en mi misma, llegué a dudar de mis técnicas de educadora, no entendía como era capaz de controlar a una clase de 120 alumnos (entre 3 y 12 años mezclados), y en cambio no podía con mi hija de 5 años. Y sobre todo llegué a llorar mucho porque me sentí que lo estaba haciendo todo mal.

Mi "yo" de ahora, habla con mi "yo" del ayer, y le dice que lo estaba haciendo bien, que no cejó en su empeño de ayudar a su hija, que tuvo que reconstruir algunas rutinas, y que tuvo que sacar una firmeza de donde se creía no tener más fuerzas. 

Por eso ahora, veo la luz al final del túnel, y estoy contenta, mejor dicho, estamos contentos, todos, mi familia entera, porque todos lo hemos pasado mal; y mi niñita vuelve a ser la niña dulce que era antes. 




2 comentarios:

  1. Tiempo y paciencia. Mi hija también tuvo una fase de celos, en los que se enfadaba, lloraba por cualquier cosa y le hacía barrabasadas a la peque, pero incluirla en las decisiones, en las rutinas ha hecho que comparta ese "algo" de hermana mayor, y ahora no la deja ni a sol ni a sombra, aunque aún hay veces que por ejemplo, no quiere compartir su muñeca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de vez en cuando tiene alguna mala respuesta, o preguntas tipo: ¿por qué no regañáis a la hermanita y a mí sí?
      Pero intento explicárselo y contarle como era con ella cuando era un bebé y tal...
      Va mejor, pero poquito a poco.

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...