22 abr. 2013

Y llegó la Histeria....

¿Sabéis ese momento en que nuestros hijos están aún en el limbo y viene el controlador y empieza: tú serás un valiente, tú serás un llorón, tú serás demasiado generoso, tú pasarás de todo...?

Pues en ese momento, se ve que mi Minimonster se quedó de las últimas y le tocó: tú serás una cagona.

En fin, que este viernes pasado quisimos hacer uso de nuestro pase Berde (y no,no es falta ortográfica garrafal, sino que se escribe así) del BioParc de Fuengirola,



Íbamos con una de mis mejores amigas, y sus hijas, que la mayor se lleva 42 días con Minimonster, y la pequeña 14 meses, na de na... 

Por el camino le fui explicando que es un zoo donde tienen a los animales en semilibertad, que no iba  a ver jaulas, pues eso allí no había, que caminaríamos entre la fauna, que las aves volarían casi rozándonos... Nosotros ya le habíamos llevado en dos ocasiones anteriores, cuando era muy pequeñita y con unos 3 años. Pues oye, no se acordaba de nada, y yo venga a darle datos para ver si conseguía que hiciera memoria y nada. 




Entramos, y buscamos a nuestras amigas que estaban en la zona de los monos, gorilas y orangutanes; de ahí pasábamos a la zona del famoso Tigre Blanco, decir que el parque está súper bien ambientado, y hay altavoces escondidos entre la flora, que reproducen los sonidos de los animales, es una maravilla. Pues, los animales más peligrosos, están detrás de unas grandes cristaleras, en semilibertad. (recomiendo su visita al 100% pues es una experiencia única)


Cuando Minimonster vio de lejos, al tigre blanco echándose su siesta tan plácidamente, le iba a dar un infarto. Decía que no se acercaba, ni explicándole que había cristaleras y que no pasaba nada. Su amiguita y la hermana diciéndole: - pero ven, que no hace nada que hay un cristal.

Ni por esas.

Tocó charla con la niña y explicarle por quincuagésima vez que no pasaba nada, que nunca podría salía el tigre por el cristal. Así que se acercó, pero en ese momento, por el altavoz sonó un rugido, y en un salto la tenía en mi banco sentada a mi lado. Que según ella: - ya he visto al tigre, vamos a ver los flamencos.

Pasamos a la siguiente zona, lemúres, todo muy bien... Llegamos a la zona de los cocodrilos del Nilo... uuuffff ¿pa qué? Oooootro llanto, y yo explicándole que estaban durmiendo, que no rompen el cristal, que no pasa nada, que podía acercarse. Le convencí, y pudimos acercarnos a las cristaleras, para ver como dormían. 



Luego, tocaba serpientes, igual... creo que yo al decirle que estaban los animales en semilibertad, se creyó que estaban todos sueltos, pero ya habíamos recorrido medio parque y estaban todos detrás de unas cristaleras; pero era llegar a una zona de animales "peligrosos" y se descomponía. 

Lo peor sin duda fue entrar en la zona de los murciélagos, es un recinto cubierto, con unos caminos, donde las aves caminan a tu lado, y los murciélagos cuelgan del techo, a gran altura. No os podéis ni imaginar la terapia que tuve que hacer con ella antes de entrar, porque entró en un llanto histérico. Me aparté del grupo y primero le pedí que dejase de llorar, porque si lloraba no iba a hablar con ella (más que nada porque ni me oye), cuando dejó de llorar, le expliqué lo que se iba a encontrar, que sí, que estaban sueltos, pero que yo iba con ella y jamás iba a permitir que le hicieran daño. Que lo que iba a ver era una maravilla, y se arrepentiría de no entrar. 

Conseguí que entrase medio convencida y agarrada de la mano; nos paramos justo debajo de los murciélagos y le enseñé como dormían encantaos boca abajo. 


La experiencia para mí fue agotadora, y eso que tenía en mente un plan: dejar a la fiera suelta un rato con las amigas, y yo poder ir charlando con mi amiga de nuestras cosas. 

Pues nada, todo lo contrario. Ahora que a mí esto no me pasa más. Aquí vamos a estar llevando a Minimonster al BioParc una vez a la semana, e iré animal por animal hablándole de él. 

PD: Digo que es una cagona, porque cualquier bichillo que se mueva le produce susto, y vivimos en el campo, o casi, ni os cuento lo que es mi día a día con ella... 

PD2: Os repito, si viajáis a Málaga, no podéis iros sin visitar este parque, pues es el único junto al otro Bioparc de Valencia, donde veréis los animales en semilibertad, y con sus ecosistemas totalmente reproducidos a la perfección.

10 comentarios:

  1. Pues me han entrado ganas de ir al Bioparc de Valencia (me pilla más cerca que el de Málaga) pero creo que esperaré a que JoanPetit sea más grande y así disfrutaremos todos.

    ResponderEliminar
  2. Precavida que te ha salido la nena, jajaja. Mi Grandullón todo lo que tiene de grande lo tiene de cagao también. Como le pille con el día sensiblón puede llevarse 10 minutos llorando porque se le ha subido una hormiga así de grande (hace una "L" con el indice y el pulgar) por el pantalón. Y no hay perrillo que lo alcance cuando echa a correr despavorío al ver que se le acerca.

    Eso sí, luego es capaz de montarse en el Tren de la Mina del Parque de Atracciones y subir los dos brazos al cielo en la cuesta de bajada. Me lo expliquen.

    Me apunto lo del Bioparc para cuando POR FIN podamos ir a conocer Fuengirola!!!

    ResponderEliminar
  3. El que hay en Estepona también merece -y mucho- la pena!! a ese tenemos que irr!! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Este verano voy a malaga, asi que me lo apunto!! besitos

    Truquitosparalaschicas

    ResponderEliminar
  5. Te explico nuestro caso.
    Fuimos a Gerona, y después de hora y media para aparcar, y al final lo conseguimos. Dijimos: daremos una vuelta con el trenecito éste que hay en fechas especiales, ya que donde estamos es arriba, y así bajamos. Luego damos otra vuelta por abajo y volvemos a subir tranquilamente con el trenecito de nuevo.
    JAAAAAAA
    Vaya forma de llorar... no hubo forma de que subiera al trenecito por segunda vez... así que nos tocó subir la cuestecita (pedazo de cuesta) con todo el calor, cargando con el cochecito y todos los accesorios.... uffff, que mala experiencia!

    ResponderEliminar
  6. Pobrecita, que le dan susto los animalicos grandes; igualito que la mía, que el otro día en la playa cogía escarabajos con las manos como quien coge piedrecitas, la tía bicha.
    Me apunto lo del bioparc, en breve estaré en Málaga dando un taller de porteo -ya te avisaré ;)- y no me lo pierdo.

    ResponderEliminar
  7. Que pasada!!!! Yo fui al parque de cabárceno en asturias y aluciné!! Meencantan los zoos así con los animes que se ve que están contentos :)

    ResponderEliminar
  8. Perdón, cabárceno en cantabria, fallo! Jaj

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, está claro que cuando imaginamos una salida, suele ser completamente al revés de lo idílico que nos hemos imaginado.
    Tiene muy buena pinta el parque :)

    ResponderEliminar
  10. Pues tiene una pinta estupenda! Aunque yo reconozco que soy un poco como tu peque, me da mucho respeto pero en el fondo me gusta! Seguro que hoy lo pasáis genial, a ver si esta vez va superando algunos de sus miedos... Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...