13 may. 2013

La Gastroenteritis, los niños y tú


La gastroenteritis ha decidido volver a nuestra casa, se ve que está muy a gusto, porque ya ha venido 3 veces desde que nació Babymonster (ya podría ir a otra casa un tiempecito…)

Cuando lo comentas con otras mamás, todas ellas (incluida mi propia madre), te dan consejos sobre qué hacer y sobre qué no hacer; sobre qué dar y sobre qué no dar.

Los consejos básicos son:




Hay que contar con el factor: colaboración del bebé. Que ellos van a ser los que marquen las pautas, porque por ejemplo la mía de todo lo anteriormente citado, solo cumple  2 requisitos: Hidratación y cremita de arroz (y….. que se puede alimentar todo el día con solo 110 de biberón y casi sin probar tampoco la cremita de arroz)

A la mía le acercas ya sea el suero, la fruta o lo que sea,  y automáticamente con la mano te lo retira (la tía con lo chica que es ya sabe lo que quiere). Por eso le dejo que ella sea quien me vaya marcando las pautas, ¿qué quiere comer? pues venga un poquito, ¿qué no hay manera? ni le fuerzo, ella sabe como se encuentra y lo que le apetece a su cuerpo. 

Pero lo mejor es cuando, llegan las cagarrucias, o las vomiteras, en nuestro caso suele evacuar por abajo (que no sé que da más asquito).

Cuando tú ves a tu babymonster con la cara doblada y escuchas el temido: ppprrrrrrrrffffff  (como se representa un peo? Ni idea) aquí una ya se echa a temblar, y le ves como la cara de ella cambia, y se relaja, mientras que la tuya va cambiando pasando a careto de terror, pues el olor te ha llegado, y sí, temes lo peor.

Efectivamente, tus mayores temores se ven reflejados en el body, en el pijama, en la hamaca, en la espalda del pichón (eh madre novata ;P), en el pecho de la susodicha.

Si normalmente tu relación con la lavadora es algo tensa, en los momentos de la gastroenteritis se convierte en tu mejor amiga, aunque ella es cuando te empieza a odiar con más rencor. Y si tienes la suerte de tener secadora, te dan ganas de ponerle un altar, porque entre tanto cambio de sábanas, pijamas y bodys, no llegas, es que no llegas.

Lo mejor es ese momento cuando ya le sale por todos lados, que no sabes si bañarla, si limpiarle con toallitas (te ves ridícula limpiándole con una toallita cuando en verdad necesitas una sábana), si meter a la niña directamente en la lavadora y que ellas dos se entiendan…

Aunque a todo esto siempre hay que verle su lado positivo, y con él me quiero quedar; porque a ver si de refilón me lo contagia y así al menos colabora un poco la gastroenteritis con mi dieta. 

Que aquí una ya ha vuelto de la despedida de soltera, y no le importaría pasar un par de días de castigo, por haberse saltado la dieta con pértiga, porque cuando me vea el endocrino creo que me va a tirar el ordenador a la cabeza y con toda la razón. 

10 comentarios:

  1. La imagen mental de la niña en la lavadora, juas XD

    Tengo una duda enorme con las gastroenteritis aquí... por qué se come jamón? allá jamás se nos ocurriría! se toma sopita de pechuga de pollo, super magra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no sé!

      Pero normalmente se suelen retirar los lácteos, excepto el yogurt (vet a saber por qué). Pero sí, cuando se cagan vivos jamón de york del tirón, se supone que es dieta blanda jajajaj aunque en mi casa le doy pavo, que es más suave y es lo que consumimos.

      Yo también me imagino a mi enana en la lavadora y me parto sola de la risa jajajaja

      Eliminar
  2. ¿Has revisado las recomendaciones de la AEPED para los casos de GEA -gastroenteritis aguda-? Porque nada de dieta blanda ni alimentos que estriñan sino todo lo contrario, dieta normal en la medida de lo posible. Mis hijos cogieron gastroenteritis en marzo y estuvieron 8 días con vomitonas, fatal, perdieron muchísimo peso, me dieron las mismas recomendaciones y cuando días después me pasé por la web de la AEPED casi me doy un tirón de pelos, qué coraje. Espero que os recuperéis prontito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. calla.... si es que a la mía no había manera de meterle nada por el cuerpo.... sabes que era lo único que aceptaba comer?? galletas almirón. Ya está.

      Y minimonster, que también cayó, le preguntaba que quería comer, y la pobre nada le entraba, solo aquarius...

      ¿y el padre?? otro que también cayó, y sabes que se comió??? unos macarrones con atún, ¿sabes cuánto tardó en ir al baño y echar toda la papa? 10 minutos.

      XDDDDD

      Eliminar
  3. La gastroenteritis, ese regalo de la maternidad. Mira, da para un post en el carnaval de Trimadre, La Maternidad de la A a la Z.

    Yo también intento sacarle el lado positivo cuando me llega y pienso en mi cuerpo silfídeo. Pero, para qué vamos a engañarnos... prefiero ser una gordita feliz y, sobre todo, SANA.

    Ánimo, niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que para tener un cuerpo de escándalo hay que sufrir, lo único es que tú, eliges el cómo jajajajaja

      gracias!!!

      Eliminar
  4. Jeje me reido un montón con lo de meterla en la lavadora!! estoy de sorteo por si te apetece apuntarte besitos

    Truquitosparalaschicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te lo juro que lo he llegado a pensar eh? que yo todo lo que pongo aquí es que se me ha pasado por la cabeza XD

      pues me pasaré a ver tu sorteo ^_^

      Eliminar
  5. Fíjate, yo más que a mis niños con Gea, temo a mi esposo.Parece que se va a morir!!!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, yo estoy deseando pillarla, pero después te quedas tan cansada y tardas tanto en volver al baño, que creo que no merece la pena, jijiji

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...