19 mar. 2014

Lifting Facial Japonés Kobido

Buenas!

Miércoles! Ya no queda nada para decir bye bye a esta semana yujuuuuu A veces pienso que debería ser obligatorio para las que somos madres, el terminar la semana con un buen tratamiento que nos deje nuevas, un masaje, o un spa, ¡un algo! lo dicho, debería ser obligatorio. Por eso recuerdo en estos momento el lifting japonés que me hicieron hace unas semanas que me dejó como nueva!

Cuando recibí la invitación por parte del Centro Kassel, no lo dude en ningún momento. Soy fan de los tratamientos que allí dan, la atención es exquisita, y tratan a cada cliente como alguien único. Si estáis interesados, os diré que se encuentra en Fuengirola (Málaga) y que no deberíais de perder ni un minuto, si vivís cerca, de pedir cita para haceros un tratamiento, saldréis nuevas!. 



Quiero explicaros un poco de qué va este lifting, que os recomiendo desde ya. Su nombre completo es Lifting Facial Japonés Kobido, su origen se remonta a cerca de los 3000 años a.c. y era común en la corte del Emperador.








Lo que más me gusta de este tratamiento es que no es nada invasivo, no hay cremas agresivas, y lo toleran todo tipo de pieles.

Entre las ventajas que aporta el lifting japonés encontramos:

Correción de pequeñas arrugas
Ayuda a no sufrir flacidez
Reduce la tensión muscular
Libera toxinas
Aporta luminosidad

(casi nada! y todo de forma natural!!)

Su duración depende del tipo de masaje que te den, en mi caso me dieron uno que tuvo una duración aproximada de 90 minutos, y me lo dieron con aceite de rosa de mosqueta. 

Cuando salí de allí, era como si me hubiese quitado 10 kilos de la cara, la sentía tersa, estirada, pero muy hidratada, estaba encantada porque mi piel es muy muy sensible, casi todas las cremas me dan alergias y el hecho que se realice con rosa de mosqueta me dio total tranquilidad. 

Por mi parte, pienso repetir, salí muy contenta y mi piel lo notó.
¿Y vosotras? ¿os animáis a probar técnicas milenarias para mejorar vuestra piel?

Nos vemos!


8 comentarios:

  1. Wow! me encantaría probarlo, la verdad! Una vez me hicieron una limpieza facial con masaje incluido y lo flipé! Imagínate si no hubiera sentido nada de dolor! jajaja!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las limpiezas también me duelen, por eso no hacerme casi ninguna jajajaja a mí eso de tener que sufrir como que no... Te lo recomiendo de verdad, a mí me encantó!

      Eliminar
  2. Hay que ver cómo te cuidas!! Yo nunca me he hecho una cosa de esas, pero creo que mis arruguitas y mi cansancio se va notando. Tomo nota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento cuidarme sí, debería incluso hacerlo más, nosotras vivimos en zonas de mucho sol, y la piel tiene memoria y luego se nota. Por eso desde que entré en los 30 me lo he tomado más en serio e intento llevar un cuidado algo más intenso. Si te lo haces, me cuentas!

      Eliminar
  3. Pues como volveré a casa para el veraneo, lo mismo me acerco y le doy un gusto al cuerpo. ¡Ay, qué ganas de cuidarme un poquito más tras el parto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo al 100% ya me contarás!

      Eliminar
  4. Pues no vivo en Fuengirola pero veraneo mucho allí así que lo mismo cuando vaya para allá me doy ese lujazo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nena, vas a saber donde está porque es por la zona donde veraneas, si vas, diles que vas de mi parte :)

      Un beso!

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...