24 mar. 2014

Sola ante el peligro

Hola a todos,

Esta semana me vais a ver poquito por aquí, como mucho publicaré esta entrada y otra más ¿el motivo? pues es bien sencillo, estoy sola ante el peligro; mi bastón, mi apoyo, mi bomba de escape, aquel que me dice: ¡huye! ¡Vete sin mirar atrás, recuerda que siempre te quise!; mientras retiene a las bestias, él, ha vuelto al trabajo. 

Si amigas, el PadredelasFieras ha consumido sus vacaciones de todo este año, y ha vuelto al tremendo mundo de la hostelería, con horarios imposibles de conciliar con la familia, y en casa se empieza a notar su ausencia (y mi mente sobre todo, porque ando entre la loca de los gatos de Los Simpsons y Robin de HYMYM cuando habla con Patrice)

Este suele ser mi tono de voz cuando llamo al PadredelasFieras
desesperada por saber cuánto le queda para venir

ElPadredelasFieras es consciente que cuando empieza a trabajar,
me entretengo midiendo la casa y pensando en reformas.




Las niñas, en este caso Minimonster que es mayor me pregunta cada día: ¿hoy es cuando papá sale pronto o tarde? Tiene horarios rotativos, y el día que según llega antes, es porque llega a las 10 de la noche, pero vamos, que ella no le llega a ver ni un pelo. Que aquí, la menda, es decir la madrastra de Cenicienta, ha vuelto a montar un cuartel militar en casa y a las 20.30h están las dos más que acostadas. 

- No, no,no; os tenéis que acostar pronto las 2, porque estoy al borde de la locura

Babymonster por su parte, al ser más pequeña y no hablar ni patata, se dedica a ir habitación por habitación diciendo "Papá", he llegado a encontrarla dentro de la ducha buscándolo. 

Pero aquí la que más sufre su ausencia soy yo, y de largo. Me he quitado durante estos meses pasados los momentos de baño, ni os cuento el gustazo que era estar encerrada en la cocina cocinando tranquila mientras oía los gritos de las niñas y del padre en pleno momento vestir y secar el pelo. 

Otra de las cosas negativas es que, se nos acabaron los planes en pareja con niños los fines de semana; con sus horarios es imposible que encajemos en planes normales, sin tener que mirar el reloj porque tiene que entrar a trabajar. 

A esto le unimos que prácticamente, todo el peso de las niñas recae sobre mí: recogerlas del cole/guarde, que haga los deberes, meriendas, baños, cenas, acostarlas. Cuando estábamos los dos, podía mandarlos de paseo a los 3 y quedarme en casa tranquila, recogiendo y demás. Ahora solo me queda aguantar mi llanto desconsolado, cuando veo mi salón hecho una pocilga, y las dos niñas peleando porque quieren el mismo juguete. ¿Qué hoy qué? ¿qué toca baño? ya os podéis estar dando con toallitas porque yo lo único que quiero es acostarme y no despertar más!


Vuelvo a estar sola ante el peligro, a enfrentarme a ese ejército el cual no tiene miramiento ninguno con su enemigo, ejército que tiene pilas de duracell mientras las mías son de un chino. Si no me volvéis a ver, es que he caído en el campo de batalla, por favor, recordadme como una mártir. 






21 comentarios:

  1. lo siento, pero no puedo empatizar con tu sufrimiento mientras me parto la caja... robin gritando PATRICE! me hace reír DEMASIADO XD

    piensa que quedan solo 2 meses 2 para aparcarlas... digo, para dejar que los abuelos disfruten tiempo de calidad mientras subes a Madrid ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja pues palabra que ese es el tono que llega a coger mi voz cuando rozo la desesperación absoluta. Sí, el problema es que cuando suba a Madrid, fijo que sufro el Síndrome de Estocolmo, y las echo en falta!!! aarrgghhhh

      Eliminar
  2. uff, te entiendo, bueno y yo solo tengo una, pero durante 3 meses vivo sola con ella y se pasa mal, sumado a que le echo mucho de menos es el hecho de que Saioa no le ve durante tanto tiempo seguido y que todo todo recae sobre mi.
    Mucho ánimo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quito el sombrero ante ti, no me puedo imaginar estar 3 meses así. Vamos tendría claro, que no me planteaba un tercero ni jarta de whisky vamos. eres una crack!

      Eliminar
  3. Jajaja, así estoy yo muchos días, y de momento he sobrevivido, aunque hay días, que las regalaría. Sin pensármelo. Un par de horas, nada más, claro.
    Y el padredelasfieras no tiene días libres? Así como vas a ir a por la tercera fiera? Porque yo, acabo reventada, y dormida. Que cuando llega mi padredelasgenovevas a casa pasadas las 10 y pico, yo estoy en mi cama bien dormida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él solo descansa los viernes, que es el día que aprovechamos para ir al parque con amigos, y cenar fuera. Pero claro, volvemos pronto a casa pq estamos todos cansados. A mí me sucede eso, cuando él llega a las 10, yo ya estoy medio dormida en el sofá, le digo lo que hay de cena y me acuesto porque no puedo con la vida.
      Supongo que la llegada del tercero se demorará un poco, porque coincidimos poco. Pero bueno... mientras tenga puntería jajajajaja

      Eliminar
  4. Una ídola... habla del tercero, la tía!!!! A sus pies, sin duda.
    Pues la verdad es que te entiendo a la perfección. Mi marido trabajó mucho tiempo en el turno de noche y como lo hacía a 100 kilómetros de casa, salía de casa a la una y media del mediodía y regresaba entorno a las doce de la noche. Total, que a las niñas solo las veía porque se levantaba para llevarlas al colegio. Lo recuerdo como una época de dormir poquito, porque a nosotros nadie nos quitaba nuestro momento sofá, aunque fuese a las doce, mientras el cenaba, y muchas veces nos daban la una o la una y media viendo la tele.
    Entonces, una de las cosas que más me amargaba ya no era tanto tener que depender de abuelos por las tardes -yo también trabajaba- o no poder contar con él para su cuidado, sino que las niñas no lo viesen nada hasta el fin de semana. Me daba una penita...
    Bueno, chica, muchos ánimos!!! No te pases por aquí si no puedes, pero no nos olvides

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que muchísimas veces me he pensado seriamente si estoy preparada para tener un tercero... Puff tu situación también me parece muy muy dura, pero por suerte, se termina pasando :)

      Muchísimas gracias por tus ánimos guapa!!!

      Eliminar
  5. Ese es mi día a día con la bichilla ahora que sigo de baja de maternidad, pero es que cuando tenga que volver al trabajo ¡no la veremos a penas ninguno de los 2! Tener hijos para esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uufff pues muchísimo ánimos para vosotros, porque yo al menos, puedo "disfrutar (:P) de los gritos, el desorden y la locura de mis hijas. Pero sé lo que es echar en falta a tu hija porque estás currando.

      Un beso!

      Eliminar
  6. Es que los horarios hosteleros son lo peor para las familias con hijos :( pero bueno, de vez en cuando intenta parar y contar hasta 10...
    La cara Robin en el gif es buenísima NOBODY ASKING YOU PATRICE! XDXD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaajaj la cara de Robin es lo más!! Sí, opino que no hay peor trabajo (entre muchos otros) que la hosteleria, porque la mujer termina estando siempre sola, y el pobre padre, siempre currando y llegando a casa reventado. Pero en fin, hay que pagar las facturas.

      Eliminar
  7. Yo empatizo porq mi padre siempre ha estado en la hostelería y nunca en casa (de ahí que se separasen mis padres) porq era su maldita pasión. Mi madre siempre estuvo sola conmigo y con mi hermano durante días y noches enteras y perdiendo los nervios. Mi padre tenía un bar-pub q abría a las 12h del mediodía y que cerraba al público a las 2 de la madrugada, pero para los amigos a las 6 o 7. Ya te digo...he llegado a pasar semanas sin ver a mi padre porq me iba al cole y el aún no había llegado y cuando volvía yo ya se había ido él.
    La diferencia es q mi padre jamás libraba, jamás cogía vacaciones, su tiempo era para su negocio y sus amigos.
    La hostelería me encanta, me he criado con ello ya q toda la familia ha tenido bares y restaurantes pero te puedes imaginar el trauma q me ha dejado.
    Es mi caja de pandora... Ale! Ya te he soltado el rollo! Jajaj
    Ánimo con las niñas flor!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolin nena, es que vaya tela... yo tengo la suerte que el papi termina de currar y se viene zumbando para casa, muchas veces le he dicho que salga algún sábado con los amigos o algo para despejarse y nunca quiere. Entiendo lo que es la soledad, hace años él trabajaba todo el día y solo descansaba un par de horas por la tarde y tenía que volver hasta el cierre, la verdad es que en ese momento no teníamos ni relación ni na, porque ya me dirás tú!

      Un besazo niña!!!

      Eliminar
  8. Uffff mucho ánimo, no me imagino el panorama así día tras día, la hostelería es muy pero que muy sacrificada desde luego. Yo también acabaría como la loca de los gatos o peor! Al menos siempre puedes desahogarte con la gente, ya sabes por donde encontrarnos :*
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, sí es tela de dura, sobre todo a nivel vacaciones, descansos y horarios. Y bueno, siempre quieras o no, quienes más la sufren son las niñas, porque echan en falta al padre, pero bueno, hay que pagar los recibos :(

      Un besazo

      Eliminar
  9. Lo mejor de todo es que quieres un tercero, mejor dicho, una tercera. Mi chico está en paro y los últimos años sólo trabaja en verano. El año pasado fue un trabajo con turnos rotativos (M-T-N-retén, guardia, retén, descanso, descanso) por lo que los tres días de trabajo "presencial" sólo tenía 8 horas entre turno y turno, que obviamente dedicaba a ducharse, comer algo y dormir.
    Este año repite trabajo. Si el año pasado ya fue duro, ahora que Peque es un trasto que no para quieto, no lo quiero ni imaginar.
    Pero ni eso me quita las ganas del segundo, jijiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer este comentario tuyo ahora XD ¡pa matarme! Conciliación familiar ya! Hombre ya!!!

      Eliminar
  10. Nena te entiendo perfectamente, pq asi estoy yo de lunes a viernes. Dos dias a la semana no llega antes de las 11 y el resto de los dias 9.30 como poco, asi q se lo q es tener ganas de llorar por los rincones. Menos mal q al menos los fines de semana si tengo apoyo logistico...
    Asi que si me ves de lunes a viernes por ahi, soy la loca q va arrastrando a dos niños pelea dose o llorando por ahí!!
    Y, por cierto, a mi del tercero ahora mismo q ni me hablen, asi q me quito el sombrero contigo!!!

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...