5 may. 2014

Plan Puesta a punto: Control Alimentación

Hola a todos!

Hoy vengo a contaros un plan que he estado llevando a cabo durante todo el mes de abril, el fin del plan esa sencillo: sentirme mejor. Quería sentirme mejor a nivel de salud, y eso era atacar de manera directa la alimentación, el estilo de vida y el ejercicio. 

Como son 3 grandes áreas y no os quiero cansar, voy a dividir mi experiencia en 3 bloques y cada día trataré uno. Hoy me gustaría comenzar con la alimentación, este bloque se divide en dos: el control de la alimentación y el plan detox. 

No os perdáis nada de la entrada de hoy porque viene muy completa: Mi experiencia con la dieta, una deliciosa receta y un freebie que os vendrá de perlas!

Creo que muchas veces cuando queremos perder peso, son muchas las que comienzan dietas muy peligrosas (el famosos método Dunkan por ejemplo), o retiran de la dieta elementos que son realmente necesarios para nuestro día a día, o no se ponen en manos de especialistas empezando dietas encontradas por la red. 

En mi caso tenía claro que me gusta que un especialista me controlase, que sepa mi complexión, me haya visto y me indique que es lo más adecuado para mí; por ello fui a mi endocrino que nadie mejor que ellos para saber que te conviene y que no. 



Él me marcó una dieta hipocalórica, retirándome alimentos tan sorprendentes como los plátanos, aceitunas o aguacate. No tenía ni idea de lo que engordaban estos. Las patatas, arroces, pastas.... ¡prohibidos! La verdad es que el no comer patata no me afectaba, no soy muy patatera; pero el no comer arroz sobre todo, me llevaba por la calle de la amargura. Me teníais que ver por el super mirando los ingredientes de los productos, si llevaba arroz, harina, cualquier cosa de esas... no podía echarlas al carro. 


Pero la verdad es que me acostumbré a comer más ligero y a no ingerir ciertos alimentos, de hecho el día que me saltaba la dieta, a los pocos bocados ya me sentía saciada, o peor, si era algo así más pesado, me sentaba fatal en el estómago. 

La verdad es que al principio se hace muy complicado, porque abres la nevera y tienes  muchos alimentos prohibidos y te sientes que no hay nada que puedas comer; según pasan los días le vas echando más y más imaginación, buscas recetas nuevas por internet, y comienzas a disfrutar con tu nuevo plan de alimentación, porque te das cuenta que no estás tan limitada si sabes jugar con los ingredientes. 

Así que os recomiendo hacer al menos durante un par de semanas cada cierto tiempo una dieta de este tipo, porque es cierto que me empecé a sentir más ligera y menos pesada. Ah, se me olvidaba contaros, según esta dieta, puedo comer las cantidades que quiera, sin tener que controlar ni calorias, ni peso ni nada. ¡Genial!

Y como os decía al principio, os traigo 2 regalitos, el primero es una receta que me inventé un día, el típico día que llegan las 2 de la tarde, no tienes ni idea qué comer, pero tienes que comer algo. Así que le eché imaginación a la cosa, empecé a sacar cosas del congelador y de la nevera y cree esta deliciosa ensalada. 



lechuga
canónigos
rúcula
(todo lo verde que os apetezca, brotes tiernos bla bla bla)
bocas de mar (surimi)
tomate
pimiento
gambas
pulpo
pimentón picante
 ajo en polvo
cebolla deshidratada (la venden en cualquier super en la zona de especias)
1 cucharada de aceite
vinagre
sal
salsa soja


1º. Poner en un bol la lechuga, canónigos... (lo verde).

2º. En una sartén pondremos el ajito con las gambas y el pulpo, queremos que se hagan un poco a la parrilla para que cojan ese saborcito a torraito. Cuando este medio hecho, echar un poco de pimentón picante por encima para darle ese puntito de picantito que tanto mola. 

3º. Trocear las bocas de mar, el pimiento y el tomate. Lo juntamos todo en el bol de lo verde.

4º. Espolvoreamos por encima con la cebolla deshidratada, y aliñamos con el aceite, sal, vinagre y la salsa de soja. 

¡Listo!


Y ahora vamos a por el freebie!!! 

¡Gracias Verónica Trimadre por ayudarme a hacerlo completito!



Aquí os traigo una plantilla para que podáis anotar las recetas que más os gusten, aquellas que descubrís por las redes, o que vosotras mismas os inventáis. Ya sabéis lo que os digo, la tinta cuesta como la sangre de unicornio, así que botón derecho, guardar, y a editar con programas como el Picasa!


Espero que os guste la entrada de hoy, 
no os perdáis la del lunes que viene, 
hablaré de mi experiencia con los famosos zumos Detox!

13 comentarios:

  1. Hola!
    Yo también estuve a dieta con el endocrino, pero era diferente. Yo sí podía comer arroz, pasta y tal, pero pensándolo todo. En el almuerzo y la cena tenía que tener siempre: verdura, proteína e hidratos, pero todo pesado. Me quitó el cerdo, pero no la ternera. Y por supuesto, nada de bollería, fritos, etc. La verdad que al principio pasaba un poco de hambre, pero haciéndola y yendo a andar-correr, iba perdiendo 3 kg al mes.
    Lo que pasa que empecé el último curso de universidad, con clases por las mañanas y prácticas por las tardes y lo dejé todo jajajajaja.
    Me alegro que te vaya bien con la dieta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Es lo que me gusta, que dejemos claro, que cada una necesita ser evaluada por un especialista el cual determinará que tipo de alimentación le corresponde. Lo tuyo es de traca, porque comenzar la dieta en el último curso jajajaja no me quiero ni imaginar esos exámenes cuatrimestrales, yo me comería las patas de las mesas!!!

      Muchísimas gracias por visitarme y dejar un comentario, un besazo!

      Eliminar
  2. Esperando estoy con los zumos, para ver si lo hago o no... Yo verde como, pero si me quitan el arroz y la pasta, que no cuenten conmigo. No engorda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los zumos la semana que viene, que tengo la entrada a medias :P jajajajajaja

      Eliminar
  3. Buf, lo del arroz a mi me mata, con lo que me gusta. La pasta aún, pero el arroz con lo rico que está … debo tener algún antepasado chino o algo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Walewska! Dichosos los ojos que te ven por aquí :)

      Ya somos dos, si nos quitan el arroz, morimos.

      Eliminar
  4. Uy, pocas dietas veo que has hecho si no sabías lo que engordan las aceitunas o el aguacate :D

    Mi experiencia con endocrino (de pago) fue nefasta. No me quiero imaginar como habría sido si llego a ir por la Seg Soc.

    Todo el mundo sabe que es lo que hay que comer y lo que no y no es tan complicado comer sano, comiendo un poco de todo (incluidas las aceitunas y el arroz) se puede regular el peso perfectamente. A no ser que tengas un problema de obesidad mórbida que no creo que sea el caso.

    Por cierto, si te lees el libro de la famosa dieta dukan sin n (que NO te digo que la sigas, ojo!) va a resultar que no es tan diferente de lo que comes ahora, que inventado, está ya todo inventado.

    Ánimo con la dieta, que se puede con un poco de voluntad ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!

      La verdad es que nunca he hecho dietas, antes tenía 0 fuerza de voluntad, y la verdad es que no me ha hecho mucha falta, menos cuando tuve a la mayor, pero ahí el estrés del trabajo se encargó de mi pérdida de peso.

      Mi endocrino también es de pago, y yo al menos estoy muy contenta, es un chaval muy majo y bastante flexible.

      Muchísimas gracias por tus ánimos, la verdad es que en estas semanas me ha sido imposible seguirla, además me ha venido nuestra amiga tan maja ella de todos los meses, y este mes he arrasado con el chocolate.

      Tengo que volver a ponerme en cintura.

      Un besazo!!

      Eliminar
  5. Yo hice algo parecido el año pasado y me fue de fábula. No pasé hambre y perdí 6 kg que no he vuelto a coger porque aprendí a comer. Ahora de vez en cuando claro que como pasta y un plátano, jajaja. Pero compenso sabiendo qué debo comer. Creo que es la mejor manera de hacerlo. Me alegro de que te haya ido bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, solo alterando la alimentación, eliminando porquerías y demás chorradas, ya se pierde peso fijo. Y es cierto que el estómago se acostumbra a ese tipo de alimentación y luego rechaza de pleno aquellos platos más recargados.

      Un beso!

      Eliminar
  6. nah! ya sabes, si añades ejercicio en tu vida (funcional + cardio, solo cardio no vale) y haces 5 o 6 comidas al día te pones a tono en un peo! palabra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena quiero hablar contigo de eso! Cuando vuelvas de tus vacas te voy a mandar un mail, porque te voy a coger de personal trainning!!! jajajajaja

      Eliminar
  7. Yo hasta ahora, con controlar la comida y hacer un poco de ejercicio, notaba los resultados, nunca he estado delgada ni he tenido la barriga plana, pero mejoraba bastante, pero llevo un mes haciendo deporte (4 horas de zumba y/o body-combat a la semana) y quitándome de caprichos (es decir, no hago dieta, pero no como chuches, ni fritos, ni frutos secos, ni esas guarrerías varias), me estoy aplicando una crema reductora y ni por esas. Las piernas las tengo algo mejor, pero la barriga ahí sige, perenne, como si estuviese embarazada de 4 meses sin estarlo, así que lo de ponerme a dieta ni me lo planteo, porque esforzarme para ver resultados, bueno está, pero para que la cosa vaya lenta y me cueste ver si mi cuerpo cambia, la verdad es que no me apetece.

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...