29 jul. 2014

Catalogación Parqueril (VOL III)

Continúo con las entregas de mi Catalogación Parqueril, por ahora debo deciros que esta es la última que tengo planificada, porque me he quedado sin más tipos, pero todo es posible que en un futuro vuelva con más, qui lo sa! Si queréis leer las entregas anteriores, os invito que paséis a conocer a los especímenes del Volumen I y a lo que encontré en el Volumen II. 

- La Charlatana, interactuando en ocasiones con las madres de sus compañeros de juego. A mí me han llegado a preguntar, mi nombre, mi edad, mi estado civil, mi cuenta de Twitter, y si tengo un plan de ahorro. Me parecen una monada, porque los veo como mini-abuelos (sin ofender). 

No me quiero ni imaginar las facturas de teléfono que tienen que hacer estos niños
Sus padres a veces puedes oírles desde la lejanía diciéndole: - Jessica de los Dolores, no molestes a la señora. (Señora... mírala que maja)

- Los que no aceptan su edad, vemos un juego que es puramente para los más enanos, y de repente, aparece un ser con un cuerpo casi tan grande como el nuestro, jugando ahí. A veces nos da lástima, pero no sabemos si nos da más lástima el especimen en cuestión o la atracción. 

Ejemplo claro de dos niños "mayorcitos" que no son conscientes de su edad
- Los runners, el nombre de la catalogación lo dice todo, son los que van corriendo para todas partes. Son incansables, a veces los miro y pienso: luego dormirán de un tirón, porque tanto gasto de energía tiene que hacer mella. Una termina reventaita de verlos correr. 

Se conoce el caso de un niño que fue corriendo desde Alcorcón a Murcia detrás de una pelota
Es normal que a su paso se lleven por delante carritos, otros seres, incluso a adultos. Cuidado con ellos, no miran por donde van y arrollan a todo ser que se ponga en su camino. 


Y hasta aquí mi Catalogación Parqueril, espero que os haya gustado, y estéis ojo avizor en vuestras visitas parqueriles para descubrir nuevos especimenes para seguir ampliando el catálogo.

¡Nos Leemos!

2 comentarios:

  1. Te odio, jajaja, yo de vez en cuando me subo al tobogán. Pero sólo cuando no hay mucho padre por ahí. Y nadie lo está usando salvo mis hijas, jijiji.
    Pero aparte de esos episodios de niñez, no me catalogo dentro de ninguna de las especies, así que tendrás que hacer una cuarta entrega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja tú eres de las que te subes??? yo hace mil años que no lo hago, me da vergüenza jajajaja Bueno, veo que me pones deberes, así que tendré que hacerlos :P (que maja eres jajajaja)

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...