17 jul. 2014

Catalogación Parqueril

Andaba yo en un parque, sentada en la sillita de paseo de BM, ahí con mis dos fieras sueltas corriendo de un lado a otro; cuando empecé a fijarme con más detenimiento en la fauna que suelen poblar dichos parques. Es cuando comencé a hacer un estudio de campo, es cuando comencé a estudiar a estos seres de manera individual, viendo cómo actuaban, cómo se desenvolvían en este ecosistema tan variopinto. 



Veía a los que les daba por reírse, otros preferían andar cual enanitos persiguiendo a insectos inocentes, había algunos que no paraban de correr... todos ellos vigilados desde la lejanía por sus madres, que solían lanzarles una mirada de cuando en cuando, para dejarles patentes que estaban "siendo controlados".  

Estos seres, tienen diferentes tamaños, he podido ver que van desde los 80 cm hasta el 1,20mt (o más!), y su aspecto suele ser parecido, por muy o poco arreglados que vayan, los ejemplares femeninos suelen ir despeinados o con la coleta caída, y los ejemplares masculinos se les reconocen por los gritos de guerra que suelen vociferar y por llevar manchas de tierra en varias partes de su cuerpo. 

Abrí mi libreta, y comencé a tomar algunas notas, pasadas unas 3 horas, había sido capaz de catalogar a 10 especies diferentes, que tanto en este como en siguientes post, os las iré explicando:

- Los Hooligans, son los más fácilmente detectables, suelen ser del sexo masculino (aunque me he sorprendido al ver que también algunos seres de sexo femenino), los reconoceréis porque siempre andan molestando a otros seres, normalmente de menor tamaño. Aunque no es extraño presenciar una pelea entre dos seres del mismo tamaño, ya que son bastante territoriales con las zonas de juego. 

Sus madres son reconocibles por estar sentadas prácticamente a las afueras del parque, comiendo pipas, charlando animadamente con otras madres, y de vez en cuando suelen llamar a su cría, sin ver realmente qué está haciendo este. Siempre tienen la excusa de: son crías. 

Cuidado con las luchas territoriales, pueden terminar en lanzamiento de piedras, palos... Mejor huir. 

Ojo cuidao con ellos, seguro que en algún momento os tocará pedirle "amablemente" que deje de molestar a vuestras crías y se vayan a pegarle patadas a las latas. 

- Los antisociales, este especimen es más raro, pero haberlos haylos. Aquí encuadro perfectamente a BM. Son seres que van por libre, que van a los artilugios infantiles cuando están solitarios, pero que en cuanto otro ser intenta mantener algún tipo de contacto con ellos, huyen a lugar seguro donde está su madre. Son seres tranquilos, y pocas veces crearán algún problema. 

Sus madres serán reconocibles porque pululan cerca de ellos, por si este huye despavorido porque ha intentado otro ser sociabilizar con él. 

Ejemplo claro de como se siente este especimen cuando otro intenta hablar con él

- Los Llorones, aquí me encaja al 100% MM. Este tipo es feliz, juega tranquilo, habla con otros seres, pero a la mínima de cambio acuden a sus madres llorando, ya bien sea porque se han tropezado, porque otro ser le ha hecho burla, o porque una hoja al caer le ha rozado. 

Las madres, entre las que me incluyo, responden de diferentes maneras según sea su nivel de cansancio: respondiendo a su llamada de manera cariñosa, a veces, o amenazándoles que como vuelva otra vez llorando se marchan de allí porque está hasta el gorro de limpiar churretones de su cara. 

Aquí un especimen de esta especie, que ha crecido pero sigue igual.

- ¿Dónde está Wally?, es la cría que más dolores de cabeza da a sus progenitores, tiene el don de desaparecer el tiempo que les ha dado de mirar a otro lado. Cualquier sitio es bueno para esconderse. Es muy típico ver a sus padres en patrulla por el parque buscándolo a voces, mientras este, sigue divirtiéndose ignorando que está sucediendo. 

Sus padres tienen un corazón a prueba de infartos, pues ya se encarga su cría de entrenárselo. Adoran las aventuras y es posible encontrar crías de esta especie en pueblos cercanos, y todo porque estaba persiguiendo a una hormiga. Adorables. 

Cuenta la leyenda, que a esta cría la encontraron por Cuenca, vive en Cádiz

Y hasta aquí el primer volumen de mi Catalogación Parqueril, espero que os haya gustado, y tengáis ganas de leer el segundo volumen (el cual, debido al verano y a las vacaciones que tienen nuestros seres, a saber cuando podré escribirlo).


¿Y vuestras crías? ¿Pertenecen a algún grupo de 
los aquí mencionados? 

¡Hasta la próxima!



16 comentarios:

  1. jajajajaja me parto, sí que dan para reflexiones los parques!!! Y como te pongas a catalogar a los padres, ya ni te cuento!! xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema padres es para hacer una enciclopedia... además están los padres según el área: parque de bolas, parque infantil, parque acuático... toda una fauna!

      Eliminar
  2. El mío es un poco Donde está Wally. Se mete detras de los bancos y en cualquier escondrijo mientras se parte de la risa.
    Para la próxima entrega creo que tambien sería divertido que catalogues a los padres.. que yo muchas veces salgo del parque con una mala leche que no te quiero ni contar y es por los autenticos "malospadres/madres" que abundan por ahi..que parece que es llegar al parque y volverse ciegos..¡ ARgh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay padres muy muy huevones, a mí también me tocan mucho la moral, el tener que estar aguantando a su niño, mientras ellos están sentados tomando unas cañas o de chachara. El tema padres ando pensando como hacerlo.. ya os contaré!

      Eliminar
  3. De momento yo tengo un antisocial, y para catalogar a la mayor me esperaré a la segunda parte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja los antisociales son los mejores, dan pocos problemas en los parques.

      Eliminar
  4. Ufff es difícil ubicar al mio en estas, esperaré al resto de tipos jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los leistes ya? lo viste reflejado en alguno? ya me cuentas!

      Eliminar
  5. jajajaajajaj, buenísimo!! Creo que los mios aún no están en tu catalogación, tendré que esperar al siguiente capítulo.
    Feliz día!!

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, el mío es como BM un antisocial en toda regla, sobretodo con los que son más pequeños que él.
    Tu post me ha recordado al que escribió la Endorfina sobre las madres del parque. Podríais poneros de acuerdo y juntar las dos categorías: madres e hijos, jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja estuvimos hablando del tema por tw, la verdad es que pocas catalogaciones se hace para todos los especímenes sueltos que hay!

      Eliminar
  7. jajaja! qué divertido, la verdad! alguna vez que he ido al parque con mi sobri también me he quedado observando la diferencia de padres e hijos que hay...
    Lo que más negra me ponía era ver una madre pasota con su hijo temerario en columpios no aptos para su edad. Claro, si yo estaba ahí con mi sobri, como no me iba a preocupar por su niño??? irremediablemente me convertía en la cuidadora de ambos. qué rabia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mí también me ha pasado a veces, que estoy temiendo por la integridad de un niño, mientras el huevón del padre anda con los huevos aplatanados en un banco de cháchara. Manda narices!

      Eliminar
  8. ¡¡¡Qué fuerte!!! ¿Me quieres decir que has estado tres horas, ¡tres horas! en un parque?
    Mis Genovevas no pertenecen a ninguno de estos grupos... Aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tia, 3 horas... me fui a las 22:30... me quería morir. Pero sabía que en casa iba a ser peor, así que alargué la hora de marcharme.

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...