27 oct. 2014

Ser Ama de Casa, es Tabú

Buenas a todos!

El post de hoy, se desvía un poco de mi estilo habitual de escritura, que suele ser más de coña e histriónico; hoy me enfundo mi personalidad seria porque quiero hablaros de un asunto también, serio. 

Desde hace unos años hacia hoy día, las mujeres, mejor dicho, las madres, hemos vivido una serie de cambios, de observación por parte del resto de la humanidad, y sobre todo de la mayoría de las mujeres. Pasamos una época en que lo normal era ver a la madre en casa, encargada del cuidado y la guarda de sus pequeños, mientras el padre era el que salía a "por el pan". Después vivimos la etapa de la super mujer, esa que es capaz de trabajar, ejercer de madre, llevar para delante una casa, y encima tener tiempo para sus ocios. 

Durante años, yo encajaba perfectamente en ese segundo grupo, me levantaba a las 6:30 de la mañana, a las 7:30 ya estaba en mi puesto de trabajo, hasta las 14:00, que llegaba a casa con MiniMonster de la mano, veía en esa hora al padredelasfieras (y ya hasta al día siguiente), comíamos los 3 juntos, y a las 15:30, volvía a mi puesto de trabajo hasta las 18:15h, que era cuando volvía a casa. 

Me sentía que estaba cumpliendo con lo que se pedía de mí, con lo que la sociedad me exigía: llevar una casa, un trabajo con un puesto de responsabilidad y cerca de 10 personas a mi cargo, cuidados y atenciones a mi hija y feliz con mi pareja. 

En el momento que irrumpe Babymonster en mi vida, ella con solo 24 horas de vida, fue capaz de dar un puñetazo sobre la mesa haciéndome reaccionar. Por cosas de la vida, me retiro de la vida laboral, dedicándome al 100% a mis hijas, pues el sentimiento de culpabilidad que yo arrastraba por no haber estado más con MiniMonster me desgarraba. Comenzamos una etapa en casa de caprichos y gastos superfluos cero, adaptamos nuestra vida a la nueva situación. 

Han pasado dos años desde que llegó mi pequeño terremoto a casa, y como algunas sabréis, intenté comenzar mi andadura laboral fuera de casa de nuevo hace cosa de un mes. Pero, de nuevo por circunstancias de la vida, he decidido posponerlo y os explico el porqué:

Recientemente hemos sabido elpadredelasfieras y yo que en su trabajo va a existir una reorganización, es un restaurante familiar. La situación es que él pasará a ser el jefe por jubilación de su padre; claro, esto conlleva a menos horas suyas en casa, que si ya de por si está poco, imaginaros ahora el percal. Eso significa que mis hijas ya solo verán a su padre la media hora por la mañana de cuando él las lleva al cole/guarde, pues el restaurante le absorberá de manera total (es la gracia de los horarios de la hostelería). 

¿En qué posición me deja a mí? pues que si hace un mes, iba buscando un trabajo de jornada completa, ya veo que no puedo, por la sencilla razón de ¿y mis hijas? Me niego a ser una super mujer, que llega a su casa a las 8 de la noche destrozada de trabajar, cansada y con solo ganas de acostarse porque está molida; me niego a tener que dejar a mis hijas con niñeras, ludotecas y demás lugares "aparca niños"; me niego a que un día una de mis niñas caiga enferma y tenga que estar en mi puesto de trabajo pegada a un teléfono porque me siento mal por no estar con ella. 

En mi infancia he sido una niña que ha tenido niñera hasta los 10 años, mis padres tenían que trabajar, la hipoteca no se pagaba de aire. Recuerdo mis años en los que iba al cole, salía a las 2, me iba andando sola al colegio de al lado, donde la familia del conserje me cuidaba hasta las 8 de la noche que aparecía mi madre para recogernos a mi hermano y a mí. Al llegar a mi casa, solo daba tiempo a asearnos, preguntarnos de forma rápida la lección del examen, cenar y para la cama. Mi hermano y yo veíamos a mi madre una hora escasa en el día, a mí padre menos aún por sus horarios rotativos! 

Según han pasado los años, he madurado y mirado con perspectiva a esa pequeña Aidixy, he comprendido el porqué de mi comportamiento introvertido en esos momentos, el porqué a día de hoy soy una persona que si tiene un problema no se lo cuenta a nadie, el porqué durante tanto tiempo he sido una persona tan seria. Básicamente era porque yo, quería estar con mi madre, y no con una niñera; básicamente era porque mi madre no tenía tiempo la pobre de preguntarme si me sucedía algo porque iba corriendo a todas partes para que no nos faltase nada a mi hermano y a mí; realmente era porque estaba enfadada con la situación. No aprendí a manifestar mis sentimientos pues no me enseñaron las herramientas adecuadas para ello. 

Quiero hacer aquí un inciso para dejar una cosa muy clara, no estoy diciendo con esto, ni mucho menos, que aquellas madres que trabajáis y os veis en la obligación de tener que dejar a vuestros pequeños con niñeras os sintáis atacadas, yo estoy contando mi experiencia, mi hermano vivió la misma experiencia que yo, pero por su carácter era el niño más feliz del mundo, siempre ha sido el extrovertido y el que siempre tenía una sonrisa en la boca. Todo depende del niño, y a mí, la verdad, es que me afectó. Pero no puedo evitar verme reflejada en MiniMonster, ella tiene un carácter como el mío de pequeña, y no me da la gana que pase por lo mismo que yo. 

Por eso, al saber que ahora el padredelasfieras no va a parar en casa por su trabajo, me niego el volver a trabajar ( a no ser que fuese media jornada y por la mañana! cosa que hoy en día es imposible encontrar, aún así, sigo mirando ofertas por si tocase la flauta), me niego el tener que dejar a mis hijas con mis padres porque ellos también trabajan y tienen sus obligaciones, me niego el tener que sentirme mal porque me voy a trabajar y dejo a alguna de mis hijas enferma. No quiero llegar a casa cansada y solo con ganas de acostar a las niñas para yo poder relajarme, solo para tener al final de mes más dinero para gastar en caprichos, me he acostumbrado tanto a llevar una vida sin tonterías, que ya veo que ni me hacen falta. Porque cuando yo llegue de trabajar después de mi jornada, voy a estar sola para atender a mis hijas, corregir los ejercicios, bañarlas, darles la cena y acostarlas.

Tengo la suerte de poder escoger, así que las escojo a ellas. ¿El resto? Ya vendrá. 

Pero todo esto lo cuento, porque últimamente me está indignando bastante cierta corriente que existe entre algunas mujeres, que se dedican a criticar a mujeres como yo, que decidimos en su día, aparcar nuestra carrera profesional para estar con nuestros hijos. A mí no me gusta ser ama de casa, no me gusta estar haciendo tareas de "marujona", porque tengo estudios superiores, por duplicado y sé que soy una buena profesional de mi campo; pero estoy en mi casa cuando mis hijas llegan del cole para darles un abrazo tan gordo que me dicen que las asfixio, porque las cuido yo que para eso soy madre, porque estoy en casa para hacerles un bizcocho si me lo piden porque les encanta comer las cosas de su madre, y disfruto de ellas aun cuando me estoy cagando en la madre que me parió porque me tienen estresaita un día. Mi intención es cuando mis hijas sean más mayores, reincorporarme al mundo laboral, cuando mi ausencia de casa no sea tan notoria y tengan tanta falta de mí. Sé y soy consciente que los puestos de trabajo no te están esperando toda la vida, lo sé, pero es un riesgo que no me importa correr. 

Yo respeto todo lo que las demás deciden, y no lo critico, pues sus motivos tendrán para hacer lo que están haciendo, como yo los míos. ¿Por qué esas personas si se atreven a criticar al resto porque no llevan una vida dedicada a su trabajo con abnegación para no perder ese porcentaje de mujer todoterreno? Porque si entramos en valoraciones, a esas mujeres también se les podría sacar cera, pero no es mi estilo. 

La última situación me sucedió en un supermercado, me encontré con una conocida que me preguntó si seguía trabajando y cuando le dije que no, que había decidido estar en casa con mis niñas, me soltó: bueno, seguro que pronto encuentras algo. ¿Pero, porqué esa persona se piensa que quiero encontrar trabajo? ¿acaso es que si no trabajas es como si no cumplieras con la sociedad? ¿por qué deja caer que hay que estar trabajando y que no se ha decidido por motu propio retirarte de la vida laboral? 

48 comentarios:

  1. ¡Bien hecho, querida!

    Eso hablaba yo con el santoesposo el otro día... Si sale lo que hoy puede comenzar pero no quisieran mi jornada reducida... ¿por cuánto me compensaría alargarla? Es más, ¿me compensaría? Es el mayor miedo que tengo a lo que, espero, está por venir.

    Un besote,

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga!

      Seguimos viviendo, por desgracia, en un mundo en el que la mujer tiene que hacer malabares y encima parece que va "pidiendo favores" simplemente porque quiere trabajar pero también cuidar a sus hijos.

      Un beso niña.

      Eliminar
  2. Pues yo creo que tienes las cosas muy claras y nadie (NADIE) tiene derecho a opinar sobre tu vida.
    Cada uno hace las cosas lo mejor que sabe o puede y la verdad es que a mi me cansa la gente que tiene tantas ganas de criticar al resto.
    Yo también hice un cambio radical cuando nació mi niña pequeña. Decidí bajarme de la rueda del: trabajo, más responsabilidad, más horas, más trabajo... y no me he arrepentido ni un sólo día.
    Un besazo guapa y felicidades por tenerlo tan claro!
    Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Pilar,

      Muchas gracias por tu comentario, créeme que me pensé muy mucho si publicarlo o no, porque no sabía que reacción iba a recibir y si me iban a criticar o no. Me alegro mucho que tú también hayas sido capaz de tomar las riendas de tu vida por el camino que realmente deseas, que aunque parece moco de pavo, no lo es en absoluto.

      Un besazo Pilar!

      Eliminar
  3. Me alegra mucho leer tu post, porque hace tiempo tengo uno sobre el mismo tema en Borradores y no me decido a sacarlo, creo que ahí se va a quedar criando polvo.
    Poco puedo añadir, ya lo has dicho tu todo.. Yo estoy en la misma situación y me revienta que me vean como la "pobrecita que tiene que quedarse en casa", cuando es una elección personal y es cosa mía los motivos y cómo lo llevo. Ay cuanto le queda a esta sociedad por madurar..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas guapetona!

      Te animo a que lo publiques porque es como si "vomitaras" eso que llevas dentro. Te he de confesar que llevaba mucho tiempo rumiando este post en mi cabeza y dudaba si lanzarlo o no, y ahora no me arrepiento, porque me pregunté: ¿y porqué no voy a poder contar mi realidad?

      Me alegro mucho que también tú hayas decidido el aparcar tu vida laboral por el cuidado de tus pequeños, al fin y al cabo, cualquier decisión que se haya tomado de forma voluntaria, es la mejor de todas.

      Un besazo!

      Eliminar
  4. yo creo que haré como tú, tras el 2 un parón laboral, o una búsqueda. No sé, me lo pide el cuerpo el no dejar solo al nuevo bebé, parece que con la beba estaba mentalizada pero ahora como que me cuesta solo de pensarlo. Se feliz de vivir de ama de casa !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me sentí muy diferente de la primera a la segunda maternidad, mientras que con la primera, a los 7 meses de nacer MM me lancé como una loca por trabajar, con Bm me provocaba ansiedad el pensar que me tenía que incorporar y que no iba a estar con mi hija. Una vez más, me siento muy feliz por haber podido elegir en su día este camino pues era lo que deseaba.

      Un besazo!

      Eliminar
  5. Pues en esto, como en todo, es cuestión de opiniones y prioridades, y todas son igual de válidas, al menos todas deberían serlo.
    A mí me encantaría no tener que trabajar, la verdad (que no es lo mismo que ser amada de casa, jijiji). En serio, me refiero a que si trabajo es porque mi economía lo necesita, no porque eso me realice como persona.
    Aunque también tengo claro otra cosa, mi marido tendría que ganar mucho dinero para yo decidirme, voluntariamente, a dejar de trabajar. Por desgracia son ya muchos casos los que conozco de mujeres de más de 45 abandonadas (así, literal) por sus maridos, con una mano detrás y otra delante, y a las que les es dificilísimo reincorporarse al mundo laboral después de 15 ó 20 años sin trabajar.
    Pero desde luego, si se cumpliesen otra serie de circunstancias yo estaría encantada de quedarme en casa con mis enanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Irene,

      Voy a ir por partes que sino me lío:

      1. A mí me gusta trabajar, me gusta madrugar, vestirme como una adulta para ir a ganar mi dinero, porque soy una persona que si tengo que pedirle a mi marido 5 € para poder irme a tomar un café con mis amigas, me pega 3 patadas el estómago y el orgullo. Sí, soy así.

      2. Creo que la frase que dices "mi marido tendría que ganar mucho dinero para dejar de trabajar voluntariamente", ahí desconozco los gastos mensuales que tenéis, mejor que tú nadie puede saberlo :P pero en nuestro caso minimizamos gastos: teníamos dos coches, vendimos uno; teníamos altas cuotas, las bajamos todas; todos los fines de semana comíamos fuera de casa, ahora solo nos escapamos (y si toca) los viernes por la noche. Es decir, aquí entra un sueldo y vivimos 4, ¿qué hacemos malabares? mucho, pero podemos vivir.

      3. Entiendo lo que me dices de mujeres que se encuentran en una edad madura sin nada, pero yo soy joven (tengo 31), no quiero contar que voy a estar 10 años sin trabajar y cuando tenga 41 decidir incorporarme al mercado laboral, para nada. Mi idea es estar unos 5 años, es decir, que mis hijas dejen de ser pequeñas. Pero ojo, también digo en el post, que si mañana me sale un trabajo no ya de media jornada, por ejemplo, de 9 a 5, lo cojo con los ojos cerrados! la cosa es que no lo encuentro, y más de ese horario no puedo. Aún así, no soy tonta ;) y en caso que mi marido me dejase en un futuro, créeme que lo tenemos todo bien atado.

      Creo que más o menos te he respondido a todo :)

      Un besazo!

      Eliminar
  6. Vamos con la contraréplica (lástima vivir tan lejos, esto daba para una conversación muy amena con unas cañas por delante, jeje)

    1. A mí no me gusta nada trabajar ni madrugar, probablemente porque nunca lo he hecho por vocación. Es por eso por lo que digo que el trabajo no me realiza como persona, aunque le dé su importancia a la independencia económica que me da.

    2 y 3. Lo de que tendría que ganar mucho dinero mi marido para yo dejar de trabajar no es por el día a día. Nosotros vivimos con un solo sueldo, el mío, porque la crisis también entró en nuestra casa, y hace años que sólo trabaja en verano, con sustituciones. Pero la verdad es que no nos podemos quejar, nos pasa como a vosotros, nos hemos acostumbrado y en realidad no vivimos mal. Cuando él trabaja ese dinero lo ahorramos para "por si acasos" y para algún capricho. Además, afortunadamente, acaba de encontrar trabajao para 6 meses, sin cobrar mucho, pero lo suficiente como para pasar un año más desahogados.
    Lo de que tiene que ganar mucho es para asegurarme de que, si en el futuro le da por dejarme por una de 20, yo tenga un buen respaldo detrás (una casa pagada, en lugar de una hipoteca, una buena pensión de manutención, ...) porque ya te digo que conozco muchos casos desesperados.
    De cualquier forma, ninguno se parece al tuyo. Eres una mujer muy cualificada que volverá a buscar trabajo con 40, después de 8 ó 10 años sin trabajar. Yo me refería a mujeres con bastante más de cuarenta que llevan casi 20 sin trabajar, y con un CV pobre tanto en formación como en experiencia.

    Y después de soltarte el rollo que te he soltado sólo me queda decirte lo más importante, lo mío es sólo una opinión, que sólo me aplico a mí, porque está basada en mis prioridades. Respeto tanto a la que opina como yo, como a la que se queda en casa porque quiere, como a la que se queda en casa porque no le queda más remedio e igual que a la que decide seguir con su vida laboral "encargando" la crianza de sus hijos a personas externas, siempre que esas decisiones las tomen voluntariamente y sabiendo que serán las responsables de sus consecuencias.

    Besazos guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me centro en el 2 y 3 jajajaja

      A mí si me saliera un curro de 9 a 2, aplaudiría con las orejas nena, aunque cobre 450€, pero al menos, es dinero que yo he ganado. Pero la cosa la veo complicada. También he de decirte, que nosotros por ejemplo, no tenemos hipoteca, es decir, no vivimos ahogados, vivimos contando los euros, pero podemos dormir por las noches.

      Me he planteado que este kitkat temporal que me he marcado, aprovecharlo, ¿cómo lo estoy haciendo? sacándome un master, ¿qué termino el master y sigo de ama de casa (que a este paso de estudio lo dudo XD) es que hasta me planteo comenzar otros estudios, para al menos seguir formándome. Por eso que decíamos antes, en un futuro ser autosuficiente por lo que pueda suceder que nunca se sabe.

      Y por último, oye! me encanta tu opinión, creo que en la variedad se enriquece los debates, así que para nada tienes que explicarte. Sé que todas las que pululáis por mi blog sois muy respetuosas y nada "trolls" en ese aspecto, cosa que me encanta! Así que tú sigue dando aquí tu opinión tal y como la sientas!

      Muaks

      Eliminar
  7. felicitaciones por tu decisión, hace un año deside quedarme en casa y al principio me senti como que guao.. pero ver a mis hijos tan felices con que este en casa que vale la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario :)
      Me sucede lo mismo que a ti, al principio me sentía como un pez fuera del agua, me organizaba fatal, veía que no aprovechaba bien los tiempos... Pero a día de día me siento mejor, tal vez puede ser, porque yo misma he aceptado la situación por fin.

      Un beso!

      Eliminar
  8. Mi situación es como la tuya pero no por decisión propia, bueno, al principio...
    A mi me hicieron la cama cuando me iba a incorporar a mi puesto de trabajo; después de ganar judicialmente la solución, y cuando pasa un tiempo te das cuenta de que has pasado por varias fases, no tu misma, sino la gente que te rodea, me explico.

    1fase: cuando sigues en el trabajo y le cuentas a la gente que te están puteando para que te vayas sin nada, la gente se solidariza contigo

    2fase: cuando acabas en el paro la gente te dice que es lo mejor que te puede pasar, así tienes el dinero del paro y encima crías a tu hija, la gente dice que te envidia.

    3fase: cuando ya llevas un tiempo y esa misma gente (mujeres trabajadoras) te ven, te dicen lo muy liadas que están, con la guardería, el trabajo, los niños.... Y que les encantaría poder despertarse a las 11 todos los días (como tu, o eso es lo que se piensan)

    4fase: las madres trabajadoras ya te dan lecciones de como lo debes hacer en tu situación, poniéndose ellas de ejemplo: es decir:" yo si estuviese en tu situación, no saldría en invierno por las tardes, saldría por las mañanas y luego sofá, y pijama que hace mucho frío"....

    Y todo esto lo aguanto con la vena hinchándose porque no tienen ni pajolera idea que tu cuidas a tu hija las 24h del día, limpias y mantienes la casa, organizas la economía familiar, escribes un blog y en mi caso, intento impulsar un hobbie, como son mis sellos, para, como tu dices, no tener que pedir 5€ al marido para tomar un café

    Así, que ahora he decidido vivir por y para mi y mi familia y si en un futuro tengo que buscar un trabajo a jornada completa lo haré! Porque me gusta trabajar, pero también me gusta mi familia! Y la que critican, la mayoría de veces, es por envidia..
    Hasta aquí mi testamento!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo tu periplo laboral, al igual que te recuerdo super gordita cuando nos conocimos hace dos años ya! Creo que las mujeres, hacen sin maldad cuando dan consejos y demás, porque realmente quieren ayudar, o eso quiero pensar. Pero si es cierto, que a veces esos consejos tocan un poco las narices porque solo se nos ocurre pensar ¿y quién eres tú para darme consejos?

      Ojalá tengas muchísima suerte y te venga el futuro todo de cara :)

      Un besazo!

      Eliminar
  9. Ay amiga como te entiendo!!! Me encanta mi trabajo, y soy buena. Pero en este segundo embarazo no me siento en condiciones de incorporarme a trabajar, lo que trae como consecuencia no poder incorporarme en todo el curso; además mi jefa tampoco hace por darme la parte del trabajo, que la hay, que se puede hacer desde casa. Así que voy a dedicarme a mis hijas. Y que salga el sol por donde quiera, aunque no me pueda ir a cenar ni los viernes ni los sábados ni ningún día!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!

      Voy con retraso en las respuestas ains! Me parece muy bien que estando las circunstancias en tu curro así, te lo hayas tomado de esta manera, al fin y al cabo, lo importante es como se siente una misma con las decisiones que toma y sobre todo por como se siente.

      Muaks!

      Eliminar
  10. Pues anda que si me toca la lotería me vuelven a ver en el curro... Juas, juas, juas! Yo, si pudiera, no curraba, la verdad. O sí, pero tras un parón, como tú dices, y después en un curro solo de mañanas. Pero, vamos, me quejo de vicio. Trabajo en educación así que, excepto lunes, que salgo a las 19:30, y martes, a las 17:30, mi jornada va de 9 a 14. Puentes y vacaciones escolares todas. El problema es que tengo que currar en casa (lógico) más, mucho más de lo que me corresponde así como que estoy muy mal pagada (para la titulación y responsabilidad que se me exige) y que es un trabajo muy ingrato.
    Alabo tu decisión y creo que todos tenemos que estar calladitos y respetar las opciones ajenas. Cada uno sabe lo que hace o hace lo que puede.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!

      A ver, a ver, a ver... es que si me toca la lotería, iba a currar Rita la cantaora! jajajajajaja o mira, fíjate lo que te digo, que tal vez trabajaría hasta más, porque me gustaría montar alguna empresa para crear puestos de trabajo, ya que tengo el dinero ¿por qué invertirlo en algo que de puestos de trabajo y me genere más dinero aún? Piénsalo... jajajajaja

      Te entiendo perfectamente lo que es trabajar en educación (soy maestra, de familia de maestros y con amigos íntimos maestros jajajaja)

      Muchísimas gracias por tu comentario :)

      besos!

      Eliminar
  11. me encanta(ba) trabajar, pero creo que las prioridades varían según personas y circunstancias, y todos los demás tienen que meterse la lengua por donde les quepa porque nadie puede ponerse en el lugar del otro! a una amiga con doctorados y tal el padre le dijo que se arrepentía, que de haber sabido que se iba a quedar en casa con sus niñas no le habría pagado la carrera! y ella respondiendo... pues con mis estudios y tal ¿quién mejor que yo para la formación de mis peques? y tiene toda la razón!

    me indigno xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! A mí me dicen siempre: ¿para qué estudiaste magisterio si luego no te presentas a las oposiciones?
      Pues bueno, porque decidí en su día que no me daba la gana que me fuesen mandando por los pueblos de Andalucía dejando a mi hija aquí en Málaga, me negaba a ello. ¿pero qué significa eso? ¿qué ya mis conocimientos no me sirven para nada? Pues precisamente me ha servido para la enseñanza del lenguaje a mis pequeñas, para que no tengan retrasos al hablar, para enseñarles a comprender mejor lo que leen (me estudié todos los procesos que hace nuestro cerebro y ojo para llegar a eso). No estoy ejerciendo con una rettribución económica, de acuerdo, pero ejerzo en mi casa.

      Eliminar
  12. Nena, ojalá yo me pudiera permitir quedarme en casa con mis niños. Yo si pudiera haría como tu. Criar a mis hijos al 100% y luego volver a buscar trabajo.
    A esas q te critican...es porq tendran otras prioridades, o mejor aún, te tienen envidia.
    Ser ama de casa no es nada malo, de hecho, se curra mogollón y hay q tener entereza mental para q la casa no te caiga encima.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tia, en mi vida he currado tanto... la casa es un no parar, estoy sacando hasta músculo! No sé como se pueden imaginar a las amas de casa sentadas en los sofás tragándose los programas matinales, porque, o la mierda les come, o es que esa imagen es incierta.

      Por ahora estoy contenta la verdad, ya vendrá el día que me canse y decida volver al mercado laboral.

      Un beso

      Eliminar
  13. A mi me indignan esas madres que prefieren tirar adelante con sus carreras profesionales y dejan a sus hijos con las nanis todo el santo día para tener una vida de lujo y postureo. Y lo que más me indigna es que se piensen que por estar en casa es que soy inútil o no tengo ni estudios pero bueno. Creo que ya me da igual que me llamen "mantenida". Llevo la vida que quiero y somos felices. Un sueldo se estira como un chicle y aún así lo pasamos bien. Hemos renunciado a muchas cosas y siempre habrá gente que abra la boca para decir la suya pero ya hago oídos sordos... creo que las mujeres son más duras con las criticas y me incluyo si me atacan, la suelto!
    Genial post, el que todas tenemos en mente y nunca escribimos! jajaja! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, sin criticar ni juzgar ni nada. Menuda primera frase te ha salido.
      Que digo yo que porqué te indigna a ti lo que hace otra. Vive y deja vivir. Gracias.
      Precisamente el post de Aidixy habla de respetar la opción elegida.

      Eliminar
    2. Reconozco que yo, no es que me indigne, pero no comprendo realmente las madres que actúan de la forma que dices. Imagino que será porque ellas en su foro interior necesitan de más tiempo personal, y lo entiendo ojo, que yo soy la primera que lo necesita, pero al tener las mañanas libres sin hijos, ahí me aprovecho.

      A mí el término "mantenida", es algo que siempre me ha quemado mi orgullo, pero hablo de mí en concreto, no sé, es que me da coraje tener que pedir dinero para cualquier cosa, de verdad que no sé... no me gusta. Porque siempre a nivel económico hemos sido muy independientes el padredelasfieras y yo, aquí cada uno tiene su cuenta bancaria en su banco y cada uno la controla a su antojo.

      Pero bueno... a ver cuando llega una oferta de un puesto d etrabajo que pueda hacer en casa, eso sería la pompa!

      Muaks!

      Eliminar
    3. Hola Kar,

      No te puedo responder a tu comentario, anillando el mío debajo, porque no me da la opción, pero espero que vuelvas para leer mi respuesta.

      Gracias por tu comentario. Creo que lo bueno es generar debates y que veamos las diferentes posturas que hoy día nos encontramos en la sociedad femenina.

      Eliminar
    4. Uy, me había ido a leer post más recientes y no había vuelto por aquí.
      A ver, me extiendo un poco más.
      Soy asidua lectora de blogs de madres, donde cada una cuenta sus circunstancias y sus decisiones personales, generalmente desde el respeto. La conciliación, o incluso temas tan manidos como la lactancia , el colecho el porteo etc etc... bueno, ya sabéis de qué hablo. Me gusta leer a gente como tú, que publica post con gran calidad, trabajados, bien redactados y bien expuestas y desarrolladas las ideas.
      Me gustan porque me interesan las experiencias diferentes a las mías, me abren el campo de visión y, yo creía, me ayudan a ser más compresiva.
      También estoy de acuerdo con que lo comentarios enriquecen el blog, por eso los leo. Pero ahí, ay, es donde siempre me encuentro con algo que chirría.
      ¿abandonar niños por el lujo y el postureo? En fin. ¿desentenderse de los niños a los 4 meses? En fin en fin. NO sabéis de las circunstancias que rodean la vida de esa mujer, madre, ni de sus necesidades ni de las opciones que tenía ni de sus gustos ni de nada.
      Yo trabajo jornada completa, aun así cuido de mis hijas cuando salen del cole, pago a la chica que me ayuda con las cosas de casa, bueno, nada nuevo bajo el sol. Trabajo porque es una parte de mi vida que me complementa, me mantiene la cabeza ágil, me gusta. Trabajo porque la empresa en la que trabajo tiene un plan de conciliación familiar que a mí me cuadra. Trabajo porque con mi sueldo a parte de mi familia vive también Moni, que me ayuda con las cosas de casa. Trabajo porque mi madre se siente orgullosa de mí y me ayuda sin poner peros cuando tengo que viajar o cuando se me alarga una reunión.
      Trabajo porque creo que mis hijas quieren ver a su madre feliz y creo que eso en casa no lo consigo.
      Dejemos el dedito acusador descansando, aportemos nuestras experiencias para ayudar a comprender a los demás, no a juzgar sus actos y decisiones.
      Aída, un gran post el tuyo, pero me duele que la incomprensión sea bidireccional.
      Un beso!

      Eliminar
    5. ¡Buenas de nuevo Kar!

      Me encanta cuando volvéis a los post para leer mis respuestas y seguís con el hilo, es toda una molestia que os agradezco :)

      Bueno, no puedo explicarte lo gorda que me has hecho sentir al leer todos los piropos que me has lanzado... vamos, estoy encantada jajajaja muchas muchas muchas gracias.

      A mí también me gusta leer, escuchar y debatir (que no pelear, ojo) con personas que opinan diferentes que a mí, porque opino exactamente como tú, me abren la mente y pueden hacerme ver la situación desde otra perspectiva que no había caído antes, tal vez por mi no experiencia desde esa situación.

      Hay un punto en tu comentario, que me he perdido, dices: "NO sabéis de las circunstancias que rodean la vida de esa mujer, madre, ni de sus necesidades ni de las opciones que tenía ni de sus gustos ni de nada." Ahí, es que no sé a qué mujer te refieres jajaja porque, yo no me refiero a ninguna concreto en mi post.

      Yo te comprendo perfectamente lo que me expones de tu situación en concreto, y jamás, de verdad te lo digo, he juzgado ni he sido incomprensible ante tal situación; precisamente porque yo era así hace años, es decir sería ilógico por mi parte, pues he vivido en ambos bandos. Y si yo encontrase un puesto de trabajo que me permitiese conciliar, lo cogía con los ojos cerrados, porque me gusta trabajar y ver que soy capaz de hacer otras cosas que no sean bizcochos. Porque soy consciente que cumplimos años, y cada año que una mujer cumple, es una oportunidad laboral que pierde por desgracia.

      Aún así, te quiero dar las gracias de nuevo por tus palabras y tu aportación :)

      Un besazo!

      Eliminar
    6. Aída! Vaya, menuda conversación estamos teniendo por aquí.
      La frase "NO sabéis de las circunstancias...." venía por la primera frase de Batmami y la última de planeandoserpadres, me escuecen, el dedito acusador. Lo que ellas ven como lujo y postureo o abandono, yo lo que veo es posiblemente haya mucha gente que dependa de que trabaje esa madre.

      Oye, que te sigo también por Instagram ;-)
      un beso!

      Eliminar
    7. ¿también en IG? ay... ¿quién eres? me estás creando toda la curiosidad jajajajaja

      Eliminar
  14. Yo soy una de esas licenciadas inútiles (y con doctorado y todo) y actualmente mantenida desde que nació mi bichilla y me fue imposible conciliar. Mi opción para seguir adelante en el trabajo era verla a ella media hora por la mañana para abandonarla con mi madre hasta las 7 de la tarde. Tenía 4 meses y medio entonces y a esa hora solía dormirse ya para toda la noche. O sea, que la habría disfrutado 4 meses y medio y luego la vería los fines de semana y las fiestas de guardar. Y yo también laelegí a ella. Me quedé en casa y trato de ganar algo de dinero con el blog, para que la gente no me acuse de ser una vaga que me he aprovechado de mi situación como primeriza para esclavizar a mi marido mientras yo me rasco el arco del triunfo todo el día en casa con la niña. Pero luego, llega su papá a casa, se pasa un sábado o un domingo completos pendiente de la bichilla y me dice "¡Luci, esto es más duro que trabajar fuera! ¡Esto no está pagado!" Y así es. Por eso me lío la manta a la cabeza, y hasta que no existan mejores políticas de conciliación en España que cada una elija (si tiene esta posibilidad) si quiere dedicar más tiempo a su trabajo o a sus hijos. Pero parirlos para desentendernos de ellos a los 4 meses, yo no lo acabo de ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo me ofrecieron un puesto de trabajo así, no me dejaría ver a mis hijas por las mañanas pues entraba pronto a trabajar, y salía a las 19:30 en Málaga capital, por lo que tendría que comerme la caravana de vuelta a Fuengirola, que mínimo los 30 minutos no te los quita nadie. A las 20:00h mis hijas están ya cenando y preparándose para ir a la cama, como es obvio, rechacé la oferta de trabajo porque negaba a dejar de ver a mis niñas.

      Mi blog no me da un duro jajajaja así que de él no tengo esperanzas de vivir en un futuro, pero bueno, siempre queda la oportunidad que te ofrezcan un trabajo para hacer desde casa, ojalá!

      Un beso!

      Eliminar
  15. Lo escribí ya hace un tiempo, pero sigo pensando exactamente lo mismo...
    No eres una ama de casa, baby, eres una madre patrocinada ;)
    http://www.pikaramagazine.com/2013/06/una-maternidad-patrocinada/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer tu post y me ha encantado. Me vas a disculpar que te responda aquí porque viene a colación de una cosa que digo arriba.

      Hice entrevistas de trabajo, y antes de preguntarme ¿has tenido personas a tu cargo? ¿has desempeñado puestos de responsabilidad? (cuyas respuestas eran Sí y Sí), las primeras preguntas que tuve que soportar fueron: ¿tienes hijos? y ¿de qué edad? y aún así, ¿estarías dispuesta a jornada completa?.

      El hecho de tener que contarle al entrevistador que íbamos a hacer malabares mi marido y yo, o si íbamos a dejar a nuestras hijas en una ludoteca o empaquetadas con los abuelos, me pareció denunciable.

      Eliminar
  16. Es muy difícil tomar determinadas decisiones. Yo antes de que nacieran mis hijos pensaba que el trabajo era lo mas importante y lo unico por lo que había que luchar, tenía que ser una mujer independiente y todas esas cosas. Cuando nació mi primera hija me di cuenta que mi vida había dado un vuelco, ya no me importaba ser jefa, ni ser nadie, sólo quería ser madre, quien me lo iba a decir a mi que ni siquiera tenía instinto maternal antes de saber lo que era tener hijos. Ahora tengo dos niños y pedí reducción de jornada con lo que sigo trabajando y puedo coger a mis hijos cuando salen del cole y pasar toda la tarde con ellos. Pero es que me parece muy cruel tener hijos por que toca y luego no hacerles ni caso, me da una pena terrible y a por mis hijos al cole y ver a algunos que todavía esperan dos horas mas tirados en el patio a que lleguen sus padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando trabajaba en el colegio, estaba cansada de ver a niños de padres (ambos en desempleo) que me lo dejaban a las 9 de la mañana y los recogían a las 6 de la tarde porque iban encadenando el colegio, con el comedor y con las extraescolares. Reconozco que MM llega a las 9 y la recojo a las 5, porque ella va al comedor (porque teníamos ya un serio problema de alimentación con ella, y me vi desesperada, por lo que el año pasado la decidimos meter), y va luego a una extraescolar de Inglés, porque desde que va, la niña no me baja de 9 en los exámenes. ¿qué podría enseñarle yo inglés en casa? desde luego, pero no de la mejor forma, pues tengo que cuidar a BM, que si sigues mi blog, sabrás que tranquila precisamente no es jajajaja

      Es decir, en mi caso la dejo hasta esa hora porque lo veo bien para ella, no porque utilice el colegio y las extraescolares como un aparca niños.

      Eliminar
  17. Aída, te aplaudo por la decisión que tomaste y con la que continúas. Y te admiro igualmente. Me parece de una fortaleza tremenda aparcar una carrera profesional por el bienestar familiar. Muchas veces he pensado en abandonarlo todo. Quién me manda a mí trabajar y no poder gozar de llevar a las niñas al cole. O cuando voy a recogerlas, agobiarme porque no tenemos tiempo para disfrutar de todo... Tía, te admiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apoyo Marta :) parece una tontería, pero de verdad que te lo agradezco. Yo digo de coña, que el día menos pensado, enrollo mi título de magisterio y me lo voy a fumar, porque de lo que me ha servido (por no desarrollarme al final con unas oposiciones aprobadas y tal) jajajaja en fin... creo que la vida es larga, y que hay tiempo para todo, y que sobre todo, existen etapas.

      Ahora me toca vivir esta etapa, pues el sueldo gordo, es el del padredelasfieras, y tengo que apechugar como buenamente pueda en estos momentos.

      Un beso niña!

      Eliminar
  18. Me parece súper respetable tu decisión, igual que la de otras que deciden seguir trabajando. También tengo claro que cada familia es un mundo y no me siento atacada EN ABSOLUTO por que tú cuentes tu experiencia.
    Me encanta que lo hagas desde el respeto y con un cuidado tremendo...
    En casa, como las circunstancias son completamente distintas, yo estoy buscando trabajo para en cuanto dé a luz empezar a buscar trabajo otra vez por cuenta ajena. Por necesidad económica y psicológica. Pero como te digo... cada familia es un mundo y olé por tu valiente decisión y por contarlo.
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo muchos días en los que digo: hoy busco un curro aunque sea de 4 horas por las mañanas. Porque me gusta comprarme cosas, poder comprar una planta bonita, ropa, o esos zapatos que te hacen ojitos y se salen del presupuesto. A veces me ahoga el no tener independencia económica, porque es algo que detesto, y no voy: dame 50€ para comprar X. Arrrggggg me mata, y prefiero ni hacerlo por orgullo. Así que, por ahora, me quedo en casa, pero seguro que para después de Navidades, intente buscar un trabajo aunque sea de pocas horas por las mañanas.

      Un besazo y mil gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  19. Twitter me ha traído a este post que no leí en su día :)
    En este tema todas tenemos mucho que decir y cada cual hablará según su experiencia y su situación. Como en otros temas (lactancia, colecho...) hay opiniones para todos los gustos y todas igual de respetables. TODAS.
    Yo trabajo y no me siento mal por ello, ni mejor ni peor que otras que no lo hagan o que trabajen más, pero es verdad que puedo sentirme una privilegiada, porque trabajo "solo" por las mañanas, llevo a mis hijos al cole a las 9.00 y los recojo a las 17.00, después de bajar a comer a casa con mi marido, que desde enero trabaja en casa como autónomo. Trabajo 30 horas semanales y tengo un sueldo más que decente (no excesivo, pero superior al que ofrecen en la mayoría de sitios por trabajar jornada completa), lo que hace que no pretenda cambiar de trabajo a pesar de lo poco que me gusta mi jefe (siempre hay un pero, jeje).
    Al nacer Marcela dejé de estar volcada en el trabajo. Yo era de las que decía "aunque me toque la lotería seguiré trabajando porque me encanta, y en el mismo sitio" JA! Vamos, yo que pudiera dejarme el curro, al menos este, jeje.
    Marcela empezó la guarde con 6 meses y en ningún momento me sentí mal por ello, era lo que había. Que podía haberme cogido una excedencia? Pues quizá, pero no lo hice y no pasa nada, no siento que me haya despreocupado de mi hija, al contrario. La recogíamos a las tres y las tardes y findes eran dedicación exclusiva, que ni a los abuelos me nacía dejársela (y tampoco sería peor madre si lo hubiera hecho, ojo).
    Al nacer Bruno cogí una excedencia de tres meses y me reincorporé cuando él tenía casi 8 meses. Era febrero (13, día en que empecé mi blog, jaja) y hasta el 1 de agosto se quedó con mi suegra por las mañanas. En septiembre, con 14 meses, empezó la guarde. Sí, a diferencia de muchas, yo soy más partidaria de guarde que de abuelos (incomprensible para algunos, lo sé, pero creo que los abuelos han de tener un papel que no es el que se les adjudica mayoritariamente).
    Así que aunque no trabajase, el tiempo dedicado a mis hijos sería casi el mismo. Bueno, es verdad que hay cosas que hago por las tardes que podría hacer por las mañanas.
    Nunca podemos juzgar. Cada caso es único, influye el horario, las aspiraciones profesionales (muy legítimas todas), el poder y querer depender de terceras personas o no, lo que cada uno entiende como lujos, lo que cada uno quiere y no quiere en su vida, la formación... Y sobre todo, el PODER elegir o no, que no es lo mismo una situación forzada que una voluntaria. Jo, no sé si me explico, creo que no mucho después de este tochaco, jajaja.
    En fin, acabo ya que ya he perdido el bus de las tres por estar escribiendo aquí, jiji.
    Un besazo y gracias por tratar estos temas y de forma tan respetuosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas guapa :)

      Disculpa la demora de mi respuesta pero he tenido el blog de "vacaciones" casi todo el mes de diciembre, y ahora me estoy poniendo la día con los comentarios.

      Te entiendo perfectamente, te cuento: MM cuando nació yo me encontraba desempleada, a los 7 meses de nacer encontré un trabajo de un par de horas por las tardes, me daba igual, yo necesitaba salir de casa. Después me fueron ascendiendo en ese trabajo hasta conseguir una jornada de 8 horas (que normalmente era algo más), a turno partido en el colegio donde justo está MM. He de decir que lo sentí como el trabajo de mi vida, era responsable del centro, con personal a mi cargo, ejercía muy bien mis funciones y cobraba bien. Pensé que me había tocado la lotería.

      MM no entró en la guarde hasta los 17 meses, porque el padredelasfieras tenía turno de tarde, así ese par de horas que se me quedaba descolgada MM se la quedaba mi suegra. En cuanto cumplió los 3 años, pasó a estar en el colegio hasta las 6 (las dos finalizabamos el día y volvíamos juntas a casa).

      Pero bien es cierto que debido a la crisis, el sueldo se tocó, mientras las responsabilidades aumentaban,, también es cierto que me retiraron horas debido a lo impagos de la Junta, pero las responsabilidades iban a más, con menos horario para ejercerlas (esa cantidad de trabajo tenía que salir sí o sí), y encima menos sueldo.

      ¿qué sucede? que llega un momento que no te compensa, porque llegas a casa a las 6 después de un turno partido, has perdido casi todo el día, y llegas baldá. Por lo que en casa no rindes ni lo mínimo. Ahí fue cuando decidí,hacer un parón.

      Ahora mismo me encuentro en un punto en el que me gustaría trabajar, pero soy consciente que debido al horario de el padredelasfieras, no puedo engancharme a cualquier tipo de trabajo, y necesito unos horarios que aquí en la costa es bastante difícil, por no decir imposible, de conseguir. No me gusta tener que pedirle dinero a mi marido para comprar un bol para la cocina, o unos calcetines para las niñas, en ese sentido soy muy orgullosa y me da coraje. No me sirve la coletilla de: el dinero que entra en casa es de los dos. Yo quiero conseguir mi dinero, administrármelo yo, y si un mes me quiero gastar 100€ en comprarme una lámpara, que no tenga problemas.

      Yo no sirvo para ser ama de casa, ni me gusta la verdad, pero por mis hijas he "sacrificado" más mi carrera profesional, te contaré que el año que me quedé embarazada de MM, me estaba preparando las oposiciones de magisterio, y por no obligar a mi embarazo a sufrir el estrés de unas oposiciones, lo abandoné. Y ya vino lo de:y si me mandan lejos, ¿cómo voy a dejar aquí a mi hija? o ¿cómo me la voy a llevar y la voy a alejar del padre?... en fin...

      Eliminar
  20. Acabo de llegar a tu blog (a través de las recomendaciones de bebesymas) y me ha encantado tu post. Me siento muy identificada, tanto que tengo un post sobre este mismo tema a medio hacer en borradores. Mi primera decisión de quedarme en casa no fue voluntaria (me quedé sin trabajo), pero después lo he elegido conscientemente. Renuncias a muchas cosas económicas, pero ganas también mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas :)

      Imagino que tu caso es más difícil de digerir al principio, pues como dices, es una situación que viene obligada, por lo que me hace pensar que el shock inicial debe ser durísimo. En mi caso, lo estuve madurando desde que nació BM, ella fue la que me abrió los ojos. A día de hoy, sigo contenta de escoger esa opción, pues he disfrutado ahora de mis hijas, como nunca antes.

      A mí, te reconozco, me gustaría incorporarme ya al mundo laboral,pero solo unas pocas horas, no quiero horarios partidos, ni largas jornadas, porque luego llego a casa y estoy sola con dos niñas; es decir, no quiero morir y perder mi salud, por al final de mes tener dinero para chorradas. Prefiero cobrar menos, tener para mis cositas, pero luego ser persona para disfrutar d emis hijas.

      A ver si lo consigo....

      Eliminar
  21. He leído hoy por casualidad este post y puff, al fin alguien que dice que quedarse en casa cuidando de sus hijos no es malo. Yo acabo de ser madre por primera vez, acababa de terminar mis estudios por lo que todavía no estaba trabajando y ahora pues sinceramente no me planteo el ponerme a buscar trabajo, primero porque no quiero meter a un bebé de 5 meses en una guardería o dejarla con desconocidos (vivo en otro país por lo que no tengo familia cerca), segundo porque quiero disfrutar de sus primeras cosas en todo y poder vivirlas no que me las cuenten y tercero porque con lo que vale pagar una guardería es lo mismo que pueda ganar yo y para eso me quedo en casa cuidando de mi hija y disfrutándola. En el momento que digo que no voy a buscar trabajo por lo menos hasta que la niña tenga año y medio la gente se echa las manos a la cabeza y me miran en plan pues vaya..a vivir de tu marido no??ainss , sin duda la generación de ahora de las mujeres tenemos que hacerlo todo y trabajar si o si está afectando mucho a la gente y ven mal lo que antes era lo más normal del mundo como es que una madre se quede cuidando de sus hijos siempre y cuando eso sea lo que quiera hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Selene,

      Te entiendo perfectamente, yo también me he tenido que enfrentar al sector: la mujer es trabajadora, madre, superwoman, y encima tiene que ir divina siempre.

      Pero tal vez por mi carácter he cortado de raíz ese tipo de juicios. Yo respeto todos los casos, y me merecen toda mi admiración la que decide tener una jornada maratoniana de trabajo, llegar a su casa, atender a sus hijos , preparar cenas, baños... Como la que decide quedarse en su casa, haciéndose ella cargo de las tareas del hogar y del cuidado de los niños.

      Para mí ambos casos, me demuestran una fuerza, una capacidad, que te prometo que las envidio. Yo me conozco, sé que tengo mis limitaciones, y me canso, es que es así, soy consciente que no puedo abarcarlo todo, porque termino siendo un trapo, y eso no me gusta porque lo he vivido.

      Eliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...