6 oct. 2015

Las Tareas en Casa

Hola a todos, 

¿Qué tal lleváis el arranque escolar? Pensé que cuando las niñas comenzasen el colegio, la bendita rutina me salvaría de ir cual zombie por la casa. Qué ilusa fui. Ahora, además de todas las tareas que de por sí tengo, hay un reloj que no para de estresarme. 

La semana pasada, ha sido de esas semanas que te pasan por encima, y te dejan  tirada en una cuneta,  maltrecha. Pero, gracias  a esa semana del horror, me he dado cuenta que no puedo seguir cargando sobre mis hombros todo el peso de mi casa, así que aquí les toca ponerse las pilas a más de una. Con el padredelasfieras no puedo contar, anda quemando los últimos cartuchos de este veranillo con su negocio, además, está convaleciente porque recientemente tuvo que pasar por una cirugía menor. 

Por lo tanto, me encuentro sola, con dos niñas, una casa, tres perros, un conejo y dos pájaros. Creo que siendo este el percal, es normal que me haya cuadrado como capitana general del cuartel y haya puesto firmes a las dos enanas de casa. No puede ser que MiniMonster con 8 años ya, no de palo al agua; por ende, BabyMonster, al ver a su hermana dice: si ella no, yo menos!























Ayer las pillé por banda y les dije que se había acabado eso de vivir en la Pensión Aidixy, que tenían que arrimar el hombro porque estoy al borde del llanto por cansancio. Se ve que les di mucha pena, porque enseguida aceptaron (ni yo me lo creo!).

BabyMonster, tiene una relación de amor-ansiedad con la lavadora. Palabra. Es mancharse un poco la ropa con los rotuladores, pinturas, o de la misma calle, y al momento se está quitando la ropa para meterla ella misma en la lavadora. Le encanta meter la ropa dentro, poner el detergente, echar el quitamanchas Vanish Gold, darle a la rueda y esperar. ¿Esperar? Ah no... ahí es cuando entra su ansiedad porque su dou dou está ahí dentro, y cada vez que la lavadora hace una parada, se vuelve loca intentándolo localizar. 

Creo que es bueno que los niños, desde pequeños, empiecen a coger responsabilidades en casa. Por pequeñas que sean. Por nimias que parezcan. Pero a mí el que me pongan la mesa, solo su parte, y luego la retiren, ¡ya es una ayuda! También hay que ser coherente, y darle las responsabilidades que sean adecuadas para su edad. A BabyMonster le encanta tender la ropa cuando la lavadora ha terminado, yo le dejo que la ponga sola, aunque luego voy detrás arreglando.

A MiniMonster, como es lógico, le exigí más. Ella tenía que ayudarme, en la medida de lo posible a hacer las cenas, poner la mesa, retirarla, poner y guardar los platos del lavavajillas. El tema de los vasos y tal, no le importa, pero aaayyy como tenga que tocar algún cubierto más sucio de lo normal, que escrupulosa es la niña.  Pero aun así, colabora, y me ayuda cargando todos los platos, se encarga de poner el detergente para lavavajillas Finish, elegir el programa, y cerrarlo. A la hora de guardar, menos los cuchillos, y algunas cosas de cristal (mi hija tiene manos de trapo), ella debe guardarlo todo. 

Opino, que los niños deben darse cuenta que una casa no se lleva sola, que las tareas cotidianas agotan a cualquiera, y si encima la madre trabaja, ya es para llorar. Ellas saben que el sábado por la mañana toca zafarrancho, y me deben de ayudar. Como BabyMonster sigue con su cantinela de la lavadora, ella se encarga de quitar las sábanas de su cama y las de su hermana, preparar la lavadora, y echar el detergente. 

MiniMonster, le toca ordenar su habitación, pasar el polvo, "barrer" y "fregar el suelo". También le corresponde guardar en su armario, la ropa lavada, e intentar no tener el armario muy liado... 

Con eso de verdad, me quitan mucha cantidad de trabajo. El tema del orden es harina de otro costal, ahí me han salido las dos desordenadas. Es que les sale, no lo pueden evitar, y yo me pongo enferma porque más de una noche me he acostado dejando mi salón que parece una batalla campal de juguetes. Si solucionase ese pequeño detalle, sería ya una reina, pero poco a poco; no puedo exigirles tanto en tan poco tiempo. Además tengo que ver si esto se extiende en el tiempo y termina convirtiéndose en rutina. Porque ya me las veo haciéndolo solo un par de semanas, y luego ni se acuerdan.

Por eso entra ahí otro factor importante: la motivación y el agradecimiento. Siempre siempre siempre, les doy las gracias por lo muchísimo que me ayudan, que gracias a su ayuda, vamos a poder salir más tiempo al parque. Eso a ellas, les motiva a que no se convierta en una obligación (que es lo que es en realidad....) y lo vean de otro modo, un modo menos malo. Si le pintáis las tareas de casa como algo obligado, sin "alegría" ninguna, eso no hay niño que lo soporte. Por eso, para animarles más, mi madre les hizo un delantal a cada una, que les encanta ponérselo. Les pongo sus pañuelos en la cabeza, pongo música de fondo, y oye! qué nos lo pasamos hasta bien!

¿Qué trucos utilizas tú para motivar a tus hijos?
¿Cómo los hacéis con vuestros enanos de casa? ¿Colaboran? 
¡Nos leemos!



3 comentarios:

  1. Mi hija mayor coge la aspiradora desde que terminan de comer galletas... Porque sabe que les digo siempre que no quiero ni una miga en el suelo. Se lo toma como un juego. Y no todos los días. Como voy a decirle, por ejemplo, que ahora no haga ruido?
    La petite me ayuda con la tarea de poner la mesa. Y entre ambas la quitan.

    ResponderEliminar
  2. De momento no soy exigente con ese tema, porque Peque tiene sólo 3 años, pero le encanta poner la mesa y barrer, así que yo encantada.

    ResponderEliminar
  3. excelentes consejos, quiero felicitarte por este pequeño sitio web, muy acertado . enhorabuena. cuanto antes se eduque a los niños en tener actitudes, mejor.

    ResponderEliminar

Muchas zankius por comentarme! Estaré encantada de leerlo en cuanto me salte el chivato :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...