26 may. 2015

Cuento Personalizado "Mi Profe"

Buenas a todos!

A mayo le queda dos días y medio (así contado a mi manera) para terminar y que comience el querido mes de junio. Me encanta junio por todo lo que representa: el verano, el buen tiempo de verdad, la playita, los espetos, mi cumpleaños, y el fin de curso. 

Sé que en agosto somos muchos los que estamos contando la cuenta atrás para el comienzo del curso escolar, y es que el veranito puede llegar a ser demasié para los padres con las fieras sueltas en casa. Pero soy de ese porcentaje raruno que cuando llega junio, ¡quiero que termine ya el colegio! Aunque soy fan de los horarios, os reconozco que ya estoy hasta el moño de vivir pegada a un reloj, quiero salir a la calle con las niñas sin tener que pensar que debo de salir zumbando para casa porque al día siguiente tienen que madrugar ¿os sucede igual a vosotros?

Pero, comienza otro periodo en este mes de junio, los mensajes interminables en los grupos de whatsapp de las madres del colegio para decidir el regalos del maestro. Yo me echo a temblar directamente, porque es mirar el teléfono y ver 187 mensajes de un solo grupo, y te quedas con cara de: WTF?! Y es que toca elegir el regalo que le vamos a hacer al maestro o maestra de turno. 

Cuando ya habéis descartado las opciones típicas: una bandeja de plata grabada (os reconozco que a una maestra mía se la regalamos en 6º o así), un palet de lexatín, un cupón de solo ida al país más remoto, un vale por 10 clases con el mismo Dalai Lama; cuando ya hemos agotado todas estas opciones, siempre salta la típica madre que escribe en el grupo: ¿y este año que le vamos a regalar?

Cri cri cri...

¡Pues yo vengo a ayudaros con esa decisión! ¡Un Cuento personalizado!



Imaginaros el cuento personalizado, vuestro enano o enana, ahí guapísimo, en un cuento con su seño o profe; y ahora, imaginaros la cara de esa seño, por tener como recuerdo un cuento donde salen todos sus alumnos diciéndole todo lo buena que ha sido ese año con ellos. 



Yo soy maestra como sabéis, y he ejercido como seño, y os prometo que el último día, ese día en el que te despides de TUS NIÑOS, porque es que son tuyos, por un lado quieres pegar botes de alegría, pero por otro, tienes un pellizco en el estómago que no consigues quitártelo hasta que sueltas un par de lagrimillas. Porque muchas veces, sabes que no volverás a ver a esos niños, bien porque el año siguiente tienes otro destino, o porque tus alumnos cambian de ciclo y ya no te corresponde a ti el seguir enseñándoles. 

He estado en los dos bandos, en el de madre despidiendo a la seño que fue durante 3 años, la seño de MiniMonster, y se pasa mal; pero el estar en el bando contrario, tampoco es que sea un momento nada sencillo. Por eso creo que regalarle a la seño o al maestro de tus niños, un cuento donde podrá tener como recuerdo palabras amables y cariñosas de sus niños, donde podrá recordar en cada página que pase, anécdotas de ese curso, puede llegar a ser un regalo muy muy emotivo y que cualquier docente guardaría con mucho cariño. 

En la web de Regala un Cuento, tenéis la posibilidad de montar una DEMO para ver qué tal quedaría el cuento, además os dan la posibilidad de escoger diferentes formatos y acabados.


Aaayyy amigos, que de aquí a nada volvemos a tener a los niños en casa, 
que el veranito está a la vuelta de la esquina. 

15 may. 2015

Tenemos chica nueva en la oficina... Aidixy

Acabo de mirar que mi último post lo publiqué el 14 de abril y era una receta sobre cómo hacer un cous cous rápido y rico rico, pero según toda Biblia bloguera, te recomienda que no pase mucho tiempo sin publicar, o sino, tu audiencia se olvidará de ti. Toda la razón del mundo, pero ¿qué pasa si un torbellino de entrevistas, compra de ropa, medio organización marujil, te chupa y no te escupe ni a la de tres? Pues que os pasará como a mí, que de higo a brevas me acordaba que tenía un blog y que era bloguera! 

¿Qué a que viene todo este rollo que os he soltado? Sencillo, estoy intentando medio salir en ese caos que ha sido mi vida en estas últimas 3 semanas, donde he ido cual pollo sin cabeza, dando bandazos de un lado a otro. 

Y como algunas veces he utilizado esta plataforma mía de mis amores para contaros cómo va siendo mi vida, no podía dejar de contaros que ¡he encontrado trabajo! pero no un trabajo de estos que echas por echar, para ver si sales de la empresa más grande de España, no no señoras, de mi Máster! Estoy que aún no me lo creo. 

Así que sí, en mi nueva oficina la frase más escuchada estos días ha sido: Tenemos chica nueva en la oficina... Aidixy!




Ahora mismo he comenzado haciendo prácticas por mi máster, pero hay muchas muchas posibilidades que dentro de 6 meses eso se consolide como un contrato ¡ja! ¡Qué no lo me creo oye! El horario, a ver, si soy sincera no es la panacea de la conciliación familiar, peeeeeeeero ni una queja tengo y os cuento:

La empresa cuando comencé me informó que iba a trabajar de lunes a jueves (sí sí, que los viernes no curro! no me lo creo... justo el día de descanso del padredelasfieras... esto me ha llovido del cielo), y me dieron a elegir 2 tardes, así que elegí los lunes y miércoles que ya veréis porqué. 




Por las mañanas entro a las 9:30, así que me levanto a las 7:30, me da tiempo a desayunar tranquila, despertar a las monsters, hacerles el desayuno... Hay dos días que las llevo al cole junto al padredelasfieras cual happy family de anuncio. 

Otros dos días nos despedimos en la puerta de casa y ellas van para un coche con su padre y yo para el otro (todo muy muy rollo americano eh? que solo me falta la taza de café en la mano). Esos dos días, almuerzo con mis padres porque ya de antes almorzaba sola en casa (que no sabéis lo que es ahorrarse el salir del trabajo y tener que hacerse una misma la comida, quita quita, que como cocina tu madre, nadie!)

Y vuelvo a la oficina por la tarde a echar el resto. ¿Y las monsters qué? simple, elpadredelasfieras tiene el turno partido justo esos días (que por eso los escogí, está claro), él las recoge, se encarga de las meriendas, baños y demás. 

Una hora antes de yo salir de la oficina, mi hermana le hace el relevo al padredelasfieras (vuelve al trabajo), y se encarga de darle las cenas, cuando yo llego las monsters han terminado de cenar, y les pongo su pijama, leemos un cuento, besito de buenas noches y a dormir!

¿No es maravilloso? Es cierto que esos dos días que trabajo jornada completa, llego un poco, como que un poco hecha una mierda a casa, seamos claros, porque salgo de mi casa a las 8:35 y no vuelvo hasta las 21:00, pero bueno, no me quejo. 

¿Y qué sucede los otros dos días? pues que almuerzo con elpadredelasfieras, y a la salida del cole/guarde, ahí estoy yo para recoger a mis monster del alma. ¿Y el viernes? Pues el padredelasfieras me quita la alarma, y él se encarga de las niñas para llevarlas al cole y pasamos la mañana juntos ¡no me lo creo!



¡Encantada! La oficina la forma un equipo joven desde los veintipocos años, así que el ambiente es muy distendido. Allí todos están dispuestos a echarte una mano si te ven que no sabes que hacer. Tanto mi supervisor como mi jefe son apañadísimos, de estas personas que te ayudan a sentirte integrada de una forma rápida. 

¿Sabéis lo mejor? que no me tienen como a la típica becaria ahí sentada en un esquina a la que nadie atiende ni mira (becaria = planta de plástico de decoración). Sino que siempre que se encierran en el despacho a discutir alguna nueva campaña enseguida me llaman, me piden consejo, que les de mi opinión; y seamos sinceros, eso sucede es muy pocas oficinas y más cuando solo llevas 2 días contados!

El resto del personal es majísimo, desde la recepcionista hasta la señora de la limpieza, de verdad, muy amables, que te preguntan por cómo ha ido tu día anterior y se interesan por ti (no en rollo cotilla tipo: vamos a ver quien es esta. Sino de rollo guay, del que mola, del que crea compañerismo).

¿Qué trabajo mucho? pues sí, pero como es en algo que me gusta y que estoy estudiando, pues es que estoy encantada jajajaja. 

¿La guinda del pastel? pues que por trabajar en esa oficina, me han dado la posibilidad de ir a clases de inglés gratis y sacarme un título de Cambridge, así que la semana que viene, comienzo mis clases del B1, aayyyyyyyyy 


¡No me lo creo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...